🇪🇸 El fundador de Cardano y Ethereum analiza las nuevas innovaciones de la tecnología de criptomonedas y blockchain

Traducción al español de “Cardano And Ethereum Founder Analyzes The Newest Evolutions In Crypto And Blockchain Technology”, entrevista de Steven Ehrlich a Charles Hoskinson -fundador de Cardano- publicada en Forbes, el 26 de abril de 2021 a las 9.45 EDT.


CH

Por la naturaleza de su formación como matemático de profesión, su historia como uno de los cofundadores de Ethereum y fundador de Cardano, Charles Hoskinson, cuenta con una posición única para entender la importancia e interacción entre la teoría y la aplicación cuando del desarrollo de blockchain se trata. Es muy difícil alcanzar el equilibrio adecuado entre estas dos disciplinas, pero resulta esencial para lograr la adopción generalizada de las criptomonedas. La blockchain que primero resuelva este rompecabezas -cualquiera que esta sea- se convertirá probablemente en la plataforma dominante en los próximos años.


Dicho esto, tales temas pueden resultar sobrecogedores tanto para los curiosos de las criptomonedas como para los entusiastas que llevan algún tiempo en el sector. Por ello, contacté con Hoskinson con el fin de debatir sobre los fundamentos teóricos de la criptografía, los mecanismos de consenso, la computación descentralizada y para explorar cómo su evolución se inscribe en la historia canónica de las matemáticas y la informática. Se trata de una entrevista un tanto técnica, pero él hace un magnífico trabajo al desglosar temas complejos en términos sencillos, a menudo mediante el uso de ejemplos.

FORBES: Usted ha hecho un verdadero esfuerzo por incluir el rigor académico y científico en el desarrollo de Cardano y de las criptomonedas en general. ¿Nos puede explicar el proceso?

CHARLES HOSKINSON: A lo largo de tres años presentamos 102 artículos. Gran parte de estos crearon sólidos fundamentos teóricos para las criptomonedas en su conjunto, no solo para Cardano. Como ejemplo, elaboramos un artículo llamado GKL15, el cual ha sido citado más de 1.000 veces y es la forma canónica para entender qué es blockchain.

La otra parte del portafolio es la investigación industrial, en la que dijimos: “Bien, ya tenemos la teoría, ¿qué se puede hacer? ¿Puedes desmenuzar (dividir) las pruebas de trabajo[proof of work]? ¿Puedes fragmentar la prueba de participación [proof of stake]? Construyamos un motor de prueba de participación”. Y no se trata necesariamente de un protocolo específico, pero te da una idea de las capacidades. Un ejemplo: si deseo tener registros médicos anónimos o si quiero construir un sistema a escala global con miles de millones de liquidaciones. ¿Qué necesito hacer realmente con un protocolo diseñado para que eso suceda?

Luego, la tercera parte de nuestro portafolio de investigación es específica del protocolo. ¿Cómo tomamos esas capacidades y las introducimos en un sistema? Para ello recurrimos a ingenieros de un tipo muy especial, llamados “ingenieros de métodos formales”, quienes leen un artículo científico y crean el plano. Es algo similar a lo que ocurre entre un arquitecto y un contratista general; el arquitecto dibuja estos planos, te muestra cómo hacer la casa, pero evidentemente no la construye; eso lo hace el contratista general. Es esa la parte más difícil.

FORBES: Son muchas las personas que se interesan por las criptomonedas y la blockchain, pero posiblemente desconozcan que las ideas de consenso y redes descentralizadas no surgieron con la blockchain. Háblenos brevemente de cómo ese trabajo, arraigado en las ciencias de la computación, influye en la investigación que usted realiza con relación a la blockchain.

HOSKINSON: Una de las áreas más antiguas de la informática es la de los sistemas distribuidos, aparentemente un problema muy simple, pero, en la práctica, muy difícil. Uno de los pioneros fue Leslie Lamport ¹. Fue autor de algunos de los artículos fundacionales, por ejemplo, Lamport timestamp ² , acerca de cómo mantener la hora en un sistema distribuido. Esto fue en los años 70. Escribió también Paxos ³ , un protocolo de sistemas distribuidos. Fue el primero que se llamó “resistencia bizantina”. La idea básica es que en cuanto dejas la comodidad de tu portátil, teléfono móvil o tu ordenador y entras en la red -un sistema distribuido-, tu percepción de los acontecimientos y de la realidad es diferente a las de otras personas.

Por ejemplo, supongamos que te encuentras más cerca del ordenador de Michael que del de Jenny. Si algo sucede en el ordenador de Michael, pensarás que ha sucedido primero, en cambio Jenny pensará que ha sucedido segundo. Así que cuando ordenas estas cosas, Jenny diría: Michael - 2. Tú dirías: Michael - 1. La finalidad de los algoritmos de consenso y de la medición del tiempo es crear un reloj lógico o un orden lógico y canónico de los acontecimientos.

¿Por qué esto es importante? Supongamos que usted está dirigiendo un sistema financiero. ¿Quién se queda con la operación si hay dos ofertas que llegan al mismo tiempo? ¿Le tocó a Alicia o a Bob? Pues bien, en función de cómo se ordenen las cosas se determinará. Así que es muy fácil decir: “Vamos a elegir un punto común de referencia - un servidor central, como un servidor de Microsoft en Washington, y cualquier orden que nos dé, será genial”. Sin embargo, cuando te encuentras en un sistema distribuido en el que nadie tiene el control y nadie es especial sobre los demás, resulta que es un problema mucho, mucho, mucho más complejo. Sobre todo si se acepta lo que se llama actores bizantinos: quienes pueden mentir y hacer trampas.

En este espacio somos, sin duda, un importante contribuyente, pero existen muchos grandes equipos como Algorand, por ejemplo, y el de Cornell dirigido por Emin Gun Sirer, el protocolo de Blancanieves, etc.

FORBES: Eso me lleva a la cuestión de la prueba de trabajo/prueba de participación [proof of work/proof of stake]. El mecanismo de consenso Ouroboros constituye una de las características emblemáticas de Cardano. Puede que muchos desconozcan que existen diferentes variantes de la prueba de participación. ¿Puede detallarlas?

HOSKINSON: Antes que nada, tanto si es una prueba de participación como una prueba de trabajo, hay tres cosas que tienes que lograr con un algoritmo de consenso. Primero, tienes que elegir a alguien que esté a cargo por cierto tiempo. Y eso podría ser un bloque o una época [epoch, 5 días], pero alguna unidad de tiempo. Dicha persona ha de hacer algo con ese poder, por lo que hace un bloque. Luego tiene que difundirlo a todos en la red, y esta tiene que aceptarlo. Es como en una partida de póquer: hay que designar a alguien para que haga de crupier, que baraje las cartas y las reparta. Entonces los jugadores cogen las cartas, las miran y deciden aceptarlas tal cual o rechazarlas. Así que, por ejemplo, si recibes una mano de cartas que tiene cinco ases, dirías que algo está mal en la baraja. Porque el mazo debería tener solo cuatro ases, ¿no? Un protocolo de consenso hace precisamente eso.

La diferencia más importante entre la prueba de trabajo y la prueba de participación radica en la primera etapa: elegir a alguien para que esté a cargo. En un sistema de prueba de trabajo, existe un proceso de minería meritocrático ⁴; prácticamente, se minan hashes, que son como billetes de lotería. Solo tienes que seguir hasta que aciertes los números de la suerte. Entonces dices: “Tengo un billete dorado”. Que te da el derecho de hacer un bloque. Entre más alto sea el valor del activo, más competencia tienes y en consecuencia más gasto de energía. El 99,9999997% -por no decir más- del consumo energético de bitcoin es de esa primera etapa. El resto, en las otras dos etapas.

En los sistemas de prueba de participación, a diferencia de la minería, decimos: “Sigamos adelante y ponderemos tu participación de forma proporcional, tratándola como una lotería artificial y deberías ganar una media de esa cantidad”. El beneficio de la prueba de participación es que, al no tener ese enorme gasto de energía destinado a decidir quién va a hacer un bloque, se puede poner mucha magia en las otras dos etapas. Así que acabas logrando protocolos que son mucho más ligeros y masivamente más eficientes energéticamente. En estos momentos, Cardano, por ejemplo, tiene una eficiencia energética 1,6 millones de veces superior a la de Bitcoin.

FORBES: Actualmente más del 70% del ada en Cardano está en staking [esto es en participación, dentro de los stake pools], en Polkadot esta cifra está en torno al 64% y en Ethereum está muy por debajo. En su opinión, ¿cuál es la cantidad saludable que debe tener en staking un activo durante sus etapas iniciales, así como en su madurez?

HOSKINSON: Se trata de una de esas cosas de manzanas y naranjas. Al hablar de staking en un sistema enlazado (el cual tiene periodos de bloqueo que pueden extenderse desde días a más de un año incluso), realmente estás haciendo una declaración muy importante. Pues lo que ocurre es que estás diciendo que tu participación [stake, tu participación, tu ada] está bloqueada, y las personas no pueden moverla o gastarla. Lo que significa que esos tokens han sido retirados del suministro. Al mirar el staking en Cardano, siempre hay liquidez, puesto que no requiere de una atadura. Significando que sigue siendo un staking líquido y es ese uno de los aspectos de mayor confusión que solemos ver. Con Cardano, las personas suelen entender que esto implica que la oferta en circulación es mucho peor de lo que es en realidad.

El otro aspecto consiste en que nuestro sistema también cuenta con votación en la cadena [on-chain]. A parte de Tezos, probablemente seamos los más avanzados en este sentido. Esto quiere decir que cuando posees tu participación [staking], además de poder delegarla, puedes utilizarla para votar propuestas de financiación y cambios en la cadena al completo.

FORBES: Ha hablado bastante de la importancia de la interoperabilidad respecto a otras blockchains: en el sentido de que las blockchains no pueden ser autónomas, tienen que ser capaces de saber lo que ocurre en el mundo que las rodea, incorporar datos externos, etc.
Entonces, ¿cuál es el camino correcto para lograr ese equilibrio, para que los blockchains sigan siendo descentralizados en su núcleo, pero también resulten útiles más allá de algunos de estos casos de uso autónomo, como el de un sistema de pagos?

HOSKINSON: Lo que uno hace es enfocarse en la habilidad de mover la información, identidad y valor entre cadenas, entonces dejar que los mercados decidan dónde van a residir las cosas. Es divertido, todos quieren ser de código abierto hasta que no lo hacen. Como Ethereum dice, “Hey, somos de código abierto, somos un ecosistema abierto. Pero de paso, deseamos ser como Microsoft, con Internet Explorer y ActiveX, enclaustrar a todo el mundo en nuestro ecosistema”. ¿Acaso los usuarios no deberían tener liquidez? ¿No debería ser líquido el valor de la información? Así que nos centramos en nuestros protocolos de comunicación entre cadenas. Hemos escrito numerosos documentos que describen básicamente lo que se puede o no hacer en ese contexto, así como los protocolos que permiten mover valor, representar la información de valor entre sistemas.

Considero que durante los próximos tres a cinco años lo que va a ocurrir es que nuestra industria convergerá en un momento de Wi-Fi en el que simplemente funcionará. Sin importar el ecosistema en el que te encuentres, resultará muy fácil migrar de ese sistema al siguiente con una cierta noción de tiempo de espera. Pulsas un botón y te encuentras en Ethereum, pasarán unos minutos o unas horas hasta que estés allí. Pulsas un botón y ahora estás en Cardano. Pasan unos minutos o unas horas y ya estás ahí. Significando que será una carrera hacia el final, en términos de costo de operación. Así que si hay una aplicación que es muy costosa de ejecutar en un dominio, la gente simplemente escapará de ese dominio y se pasará a una blockchain mucho más barata para operar -es esa la Internet de las blockchains a la que probablemente nos enfrentamos.

FORBES: Me gustaría terminar preguntándole qué es lo siguiente para Cardano. ¿Cuáles son los próximos pasos en su hoja de ruta?

HOSKINSON: Hemos estado uniendo todas las piezas. Nos encontramos terminando la agenda de investigación de Cardano 2020 y la intención es que, con el tiempo, a la vez que la investigación se cristaliza, la convertiremos en el mejor producto comercial que podamos.

Lo ideal es elegir una cifra. La nuestra consistía en “hagámoslo en cinco años o por el estilo; tengámoslo todo hecho para 2020”. Naturalmente, soy una persona muy optimista y suelo subestimar la complejidad científica y de ingeniería, de modo que no alcanzamos ese hito. El año 2021 es como nuestro año de expansión, durante el cual estamos reuniendo y poniendo en marcha todas las cosas con las que hemos soñado durante los últimos cinco años. Entre ellas, se encuentran nuestra estructura de gobernanza, los contratos inteligentes, nuestro estándar de metadatos, la emisión de tokens y la descentralización total. Prácticamente hemos alcanzado todas nuestras metas: hemos creado metadatos, ahora disponemos de tokens nativos. Se han emitido más de 10.000 tokens en Cardano en apenas un mes, lo que resulta impresionante.

Y durante los próximos meses, vamos a poner en marcha los contratos inteligentes. A partir de ahí, la última milla será la incorporación de todos los componentes de gobernanza. Ya contamos con 20.000 personas que participan en ellos, aunque están funcionando como una cadena lateral, de modo que algunas de esas cosas han de estar vinculadas a la red principal. En cuanto se pongan en marcha estos elementos, la comercialización de la plataforma ya lo estará. Estamos logrando que los estados nacionales puedan hacer cosas interesantes y atraemos a millones de usuarios a través de ese modelo de empuje. Asimismo, estamos haciendo finanzas descentralizadas, mercados de tokens no fungibles… todos los aspectos habituales que se ven en el laboratorio de Ethereum.

Forbes: Gracias.


Notas del Traducctor:

¹ Leslie Lamport (Nueva York, EE.UU., 7 de febrero de 1941) es un matemático y científico de la computación estadounidense. Es especialmente conocido por sus trabajos en sistemas distribuidos y por ser el desarrollador inicial del sistema de formateo de textos LaTeX, y de BibTeX.1​
Fue ganador del Premio Turing de 2013 por sus trabajos para imponer coherencia sobre el aparente comportamiento caótico de los sistemas distribuidos, en los cuales varios ordenadores se comunican mediante un mecanismo de paso de mensajes. En su trabajo ha diseñado algoritmos, modelos formales y protocolos de verificación que mejoran la corrección, eficiencia y seguridad de dichos sistemas distribuidos

² Tiempos lógicos de Lamport: Es un algoritmo simple usado para determinar el orden de los eventos en un Sistema Distribuido Informático. Este algoritmo se denomina así debido a que su creador fue uno de los científicos de la computación más relevantes, Leslie Lamport.

Como sucede de manera habitual en un Sistema Distribuido, los diferentes nodos o procesos no estarán perfectamente sincronizados, por ello este algoritmo es usado para proporcionar un ordenamiento parcial de los eventos con una mínima sobrecarga de los recursos computacionales. Conceptualmente proporciona un primer paso de cara a un método más complejo y avanzado, llamado algoritmo de reloj vectorial (Vector clock).

³ Paxos El protocolo Paxos primero fue publicado en 1989 por Leslie Lamport. El algoritmo de Paxos un algoritmo para llegar a consensos en sistemas distribuidos con cierto grado de tolerancia a fallos. Entendemos consenso como el proceso de ponerse de acuerdo sobre uno de los resultados entre un grupo de participantes. Este problema se hace difícil cuando los participantes o su medio de comunicación puede experimentar fallos.

⁴ Meritocracia ​​​​​ o gobierno de los mejores es una forma de gobierno basada en el mérito. Las jerarquías son conquistadas por el mérito, y hay un predominio de valores asociados a la valoración de la capacidad individual frente a los demás y por tanto del espíritu competitivo

4 Likes

Genial, gracias @Napoles !!

1 Like

Un gusto, @Faridc :slightly_smiling_face: . Muchas gracias por tus palabras de aliento.

Cordiales saludos
Nápoles.