🇪🇸 La identidad es la clave de nuestra visión para África

:es: Traducción al español de “Identity is the key to our vision for Africa”

Publicado por Charles Hoskinson en el blog de IOHK el 27 de Abril de 2021


Ayer, en el espectáculo #CardanoAfrica, expusimos nuestra audaz visión para el continente, y cómo la estamos cumpliendo. Así es como presentamos este evento tan especial

Empecé Input Output en Febrero de 2015 con un sueño: ofrecer identidad económica a los miles de millones de personas de todo el mundo que no tienen ningún control sobre sus propias vidas.

La realidad es que la gente vive en dos configuraciones diferentes; una para los países desarrollados y otra para los que están en vías de desarrollo. Para la mayoría de la gente como yo en el mundo desarrollado, hay muchas cosas que damos por sentado. El hecho es que nos resulta fácil tener una identidad, pasaportes, permisos de conducir. Nos resulta fácil viajar. Nos resulta fácil demostrar nuestra solvencia y obtener credenciales. Nos resulta fácil pedir un préstamo, contratar un seguro y tramitar pagos. Por ejemplo, si alguien hace un servicio para ti, puedes enviarle algo en segundos utilizando una aplicación bancaria o un servicio de pago por móvil como Venmo. Puedes enviarles una transacción de PayPal. Damos esto por sentado y, en su mayor parte, forma parte de nuestra vida cotidiana.

Pero cuando se vive en el mundo en desarrollo, las cosas son muy diferentes. Es muy difícil globalizar. Es difícil demostrar que se produce algo con comercio justo o de forma sostenible. Es difícil para la gente recibir y enviar dinero. Las transacciones de remesas conllevan una comisión de entre el 8% y el 15% del valor de la transferencia. Cuando una persona quiere pedir dinero prestado, si es que es posible, las transacciones de microfinanciación pueden tener tasas de interés de hasta el 85%, según el Banco Mundial.

La razón de estas elevadas tasas no es la avaricia, ni el racismo, ni algún mal en el orden global. Más bien se debe a los sistemas. Algunos países gozan de una infraestructura financiera superior a otros sistemas. El problema es que los sistemas heredados que tenemos son fundamentalmente incompatibles con la globalización total, sin admitir la centralización total detrás de un estándar, como el Americano o el Chino.

El mundo puede ir más allá. Estamos en el siglo XXI, un siglo con el iPhone, un siglo con Internet y la World Wide Web, un siglo en el que la información puede moverse casi instantáneamente. En consecuencia, tenemos el potencial de crear una forma mejor de gobernar. Ya no necesitamos entidades centrales. Ya no necesitamos gobiernos centrales. Al igual que Internet, lo que procesa nuestros pagos, establece nuestras relaciones contractuales, enarbola nuestra identidad, demuestra nuestra propiedad y permite que los engranajes del comercio funcionen, puede hacerse a través de la misma tecnología descentralizada que ha permitido innovaciones como Bitcoin, Ethereum y Cardano.

Comenzamos Input Output basándonos en los primeros principios. Empezamos con la ciencia. Construimos laboratorios de investigación en todo el mundo, contratando a docenas de doctorados y desde entonces hemos escrito más de un centenar de artículos, muchos de los cuales han sido probados a través del maravilloso crisol de la revisión por pares académica. Cita tras cita, conferencia tras conferencia, revista tras revista, hemos construido un corpus de conocimiento científico que nos ha permitido entender cómo construir sistemas que pueden escalar no sólo a millones, sino a miles de millones de usuarios. Estos sistemas pueden preservar una verdad fundamental: que todos somos iguales y que todos merecemos acceder a los mismos mercados.

Tanto si eres un multimillonario de la tecnología como un pastor de Senegal, deberías recibir el mismo trato y consideración. Deberías tener el mismo acceso a los mercados y el mérito debería ser el diferenciador, no la geografía o la genética.

Hemos construido grandes protocolos como Cardano. Ya no se trata sólo de promesas, ahora esta tecnología tiene que ver con la entrega.

Durante cuatro años, nuestra gente ha vivido en Etiopía y ha viajado a través de África a Ruanda, Uganda, Tanzania, Nigeria, Kenia y Sudáfrica. No importaba a dónde les llevaran los vientos, las promesas, los compromisos y los sueños eran los mismos. Queríamos difundir nuestra visión de cambiar el funcionamiento del mundo apartando el poder y permitiendo que la gente sea su propio banco, permitiendo que la gente tenga su propia identidad.

El primer fruto de nuestro trabajo es el acuerdo con el Ministerio de Educación de Etiopía. En él participarán cinco millones de estudiantes que utilizarán la tecnología Atala Prism integrada con la blockchain Cardano. Cada uno de estos estudiantes tendrá una identidad digital, un DID. Ese DID lleva consigo información - metadatos - que viajará con ellos a lo largo de su vida académica, y los seguirá en el mundo económico. Cuando estos millones de estudiantes se gradúen, a medida que se incorporen a la economía, esta infraestructura podrá ser utilizada para la compra de propiedades, para los pagos, para las votaciones y para todos los demás asuntos de su vida económica.

Lo bonito de este acuerdo es que es ampliable. Nuestras prioridades y objetivos están en consonancia con la visión, las prioridades y los objetivos del gobierno Etíope. El año pasado, el gobierno estableció su Estrategia Nacional de Transformación Digital - Etiopía 2025. Se trata de una visión audaz para digitalizar el país, incluyendo un sistema de identidad nacional. Creemos que el trabajo que hemos realizado aquí con Prism y Cardano para estos cinco millones de estudiantes se convertirá inevitablemente en una inspiración, y quizás en el sistema, para 107 millones de Etíopes, permitiéndoles por primera vez globalizarse en igualdad de condiciones con Estados Unidos, la Unión Europea, China y otras economías poderosas.

Además, este sistema tiene el potencial de ir mucho más allá de la identidad. Creemos que puede ayudar a la gente a encontrar trabajo, porque puede verificar sus credenciales, ayudándoles a demostrar sus habilidades. El sistema puede utilizarse para una letanía de actividades, estableciendo a las personas como actores creíbles que se han ganado el derecho a tener un trabajo.

Eso es sólo en Etiopía. También tenemos socios en Tanzania, World Mobile, y socios en todo el continente. Cada uno de ellos tiene esperanzas y sueños sobre cómo aplicar esta tecnología. La magia de Cardano es que, al igual que Bitcoin, no necesita permisos. No requiere que alguien registre o licencie algo. No requiere que alguien pida usarla. Más bien, es una plataforma abierta.

Y aunque estos proyectos han sido encabezados por Input Output Global y nuestros socios, sirven de inspiración para innumerables empresarios de África. Pueden hacer realidad sus sueños, sus negocios. Tanto si se trata de un Uber descentralizado, como de la securización de una pequeña empresa, o de una nueva forma de representar los recursos en el comercio, el resultado sería una pieza de infraestructura accesible para todos, abierta para todos en el continente, para ayudar a otros a alcanzar sus sueños.

Nuestro sector ha creado un montón de innovaciones realmente interesantes. NFTs, DeFi, ofertas de tokens de seguridad e ICOs, y la mayoría de estas cosas se han basado en promesas de un nuevo mundo. Creo que en los próximos cinco años, a medida que esta tecnología se extienda por toda África y muchas otras partes del mundo, como el Sudeste Asiático, Asia Central y Europa del Este, estas promesas podrán transformarse en nuevos modelos de negocio.

Miles de innovaciones son posibles con la infraestructura blockchain. Ya sea para votar, para encontrar el capital que necesitas como emprendedor para prosperar, para cuidar de tus seres queridos o para planificar tu patrimonio de manera que tus deseos y tus creencias puedan trascender incluso tu propia muerte. Todas estas cosas son posibles gracias a la tecnología que hemos construido, con métodos formales y lenguajes de programación avanzados como Haskell, y validados por la revisión por pares.

Llegar hasta aquí ha sido difícil, y sólo ha sido posible con la ayuda de miles de personas. Así que celebremos también este primer paso en la realización del sueño de dar a los Africanos el control de sus propias vidas.

Si quieres saber más sobre nuestro trabajo en el continente, visita nuestra nueva web Cardano África

1 Like

la identidad digital abre la usabilidad de la mayoría de las aplicaciones descentralizadas

1 Like