¿Cuán descentralizada es Cardano?

Traducción al español :es:

Documento original publicado por cortesía de Undersearcher (Cardano Ambassador) el 2 de Mayo de 2019

Comparación entre Bitcoin y Cardano

Charles Hoskinson, CEO de la empresa de tecnología que está construyendo Cardano (Input Output Hong Kong, IOHK), ha declarado recientemente que “Cardano será 100 veces más descentralizada que Bitcoin”. Al decir esto, se refiere al hecho de que el sistema de Cardano incluye incentivos monetarios para diversificar el número de pools de participación (stake pools) distribuidos uniformemente en el sistema hasta 1000. Hoskinson también asume implícitamente que los 10 mayores grupos mineros de Bitcoin controlan >50% de la tasa total de hash de la red, lo que significa que Cardano tendrá cien veces más nodos creando bloques en la red. Sin embargo, ¿es ésta una medida justa para la descentralización? ¿Y cómo se compara Cardano con Bitcoin en otros aspectos cuando se trata de control de redes?

image

¿Qué es la descentralización?

Cuando busco una definición, suelo empezar con una simple búsqueda en la web. Por ejemplo, así es como se define la descentralización en Wikipedia:

“La descentralización es el proceso por el cual las actividades de una organización, en particular las relacionadas con la planificación y la toma de decisiones, se distribuyen o delegan lejos de un lugar o grupo central y autorizado”. - Wikipedia

Aunque útil, esta es una definición bastante amplia, que podría ser especificada un poco - particularmente para el espacio de las criptomonedas. Existen muchas definiciones y explicaciones diferentes del concepto, que ilustran que, por definición, no es tan fácil de cuantificar, especialmente de una manera muy contrastada que permite llamar a algo descentralizado o no. Una descripción que encuentro particularmente útil es la del fundador de Ethereum, Vitalik Buterin. Buterin divide el concepto en tres aspectos:

  • Descentralización arquitectónica: el número de nodos (de validación) que componen el sistema; que es a lo que Hoskinson se refirió anteriormente.

  • Descentralización política: cuántas entidades controlan el software con el que funcionan estos nodos; algo que a menudo también se conoce como “gobernanza”.

  • Descentralización lógica: si se reduce el sistema a la mitad, ¿ambas mitades continuarán funcionando plenamente como unidades independientes? Como Buterin describe en su artículo, las blockchain están lógicamente descentralizadas por diseño; hay un estado comúnmente acordado y el sistema se comporta como una sola computadora.

Como Buterin ya dio la respuesta para la “descentralización lógica”, vamos a tratar el resto de esta lista.

¿Es Bitcoin arquitectónicamente descentralizado?

En el momento de escribir este artículo, la red de Bitcoin consta de una tasa de hash total de 56.029 PH/s, que es mucho mayor que la de la segunda red clasificada (Ethereum; 138 TH/s). Ahora mismo, costaría 520.000 dólares la hora para realizar un ataque del 51% a Bitcoin. Si bien son costosos, siempre y cuando los beneficios (por ejemplo, poder duplicar los gastos) sean mayores que los costos, es posible que valgan la pena. Como es evidente en este caso, eso sólo sería beneficioso para un solo actor en casos muy raros en los que es capaz de duplicar el gasto de una transacción por valor de más de medio millón de dólares.

Como Hoskinson ha insinuado anteriormente, en este momento sólo un puñado de explotaciones mineras controlan la mayor parte de la tasa de hash de la red Bitcoin. Para ser más precisos, en el momento de redactar el presente informe, los 4 pools mineros más grandes controlan el 51,3% de la tasa de hash (véase el gráfico que figura a continuación). Dado que los operadores de estos pools no tienen que soportar el peso de los costos de los equipos mineros y la electricidad, sino que pueden elegir qué hacer con los bloques recién creados, es probable que la relación costo/beneficio sea más favorable. Si estos operadores de pool se reunieran, en teoría podrían realizar un ataque exitoso del 51% a la red.

Un ataque así no pasará desapercibido. Como describe este artículo de StopAndDecrypt, los nodos completos no mineros que validan la blockchain (por ejemplo, el nodo Casa o NODL) también juegan un papel en esto. En el momento de escribir este artículo haymás de 100.000 nodos completos en la red Bitcoin. Estos nodos forman una red intrincada que evita que las transacciones no válidas se incluyan en la cadena de bloques.

Si un ataque exitoso del 51% fuera ejecutado por un grupo de grupos mineros colaboradores, estos nodos notarán que una cadena diferente se ha convertido en la válida (llamada una ‘reorg’, de la reorganización). En teoría, esto podría provocar otro proceso social en el que se podría proponer una bifurcación (fork) para reclamar que la cadena original sea “la verdadera cadena”. Sin embargo, tal propuesta probablemente sería rechazada por muchos puristas de Bitcoin, que podrían preferir un intento de añadir más poder de hash a la cadena original con el fin de superar al atacante y asegurar que la cadena original permanezca como la “cadena más pesada”.

Hasta ahora, la red Bitcoin ha estado funcionando durante el 99,98% de los últimos 10 años sin que se haya ejecutado con éxito un ataque conocido del 51%. A medida que aumenta el precio y la adopción de Bitcoin, atrae a más mineros y personas que ejecutan nodos completos, lo que hace que la red sea cada vez más segura. En este punto, Bitcoin es, por lo tanto, posiblemente la criptmoneda más descentralizada arquitectónicamente existente.

¿Está Cardano arquitectónicamente descentralizada?

Actualmente, Cardano es un sistema federado, en el que IOHK, Emurgo y la Fundación Cardano controlan el ecosistema en su conjunto, incluyendo todos los pools de participación actuales. Cuando Hoskinson declaró que ‘Cardano estará cien veces más descentralizado que Bitcoin’, se estaba refiriendo al número de pools de participación que espera que estén funcionando en Cardano después del próximo lanzamiento de Shelley; la fase de la hoja de ruta que incluirá la descentralización de la arquitectura de la red. La base de código de esta versión incluirá una estructura de incentivos en la que se incentivará monetariamente a los pools de participación para que no superen un determinado tamaño, incentivando la creación de hasta mil pools de participación. Si quieres leer más sobre cómo funciona esto, te animo a que leas mi anterior articulo “¿Qué tan seguro es Cardano?”

Si la descentralización de la red se define como el número de nodos que crean bloques en la red, la declaración de Hoskinson sería incluso una subestimación, ya que en realidad sería (1000/4=) 250 veces más descentralizada. Sin embargo, dado que una entidad puede de hecho manejar muchos pools de participación (por ejemplo, Hoskinson ha declarado que IOHK manejará alrededor de 80), yo diría que la distribución real de monedas es más importante cuando se trata de medir la descentralización de Cardano.

Dado que las direcciones de blockchain son anónimas y una persona o entidad puede controlar muchas direcciones, es imposible probar que no hay una sola entidad que controle un determinado conjunto de direcciones. Sin embargo, investigar las salidas de transacción no utilizadas (UTxO’s) en las direcciones de Cardano es actualmente la mejor medida que tenemos para investigar la distribución de monedas. La siguiente figura muestra la distribución de ADA entre todas las direcciones actuales en Cardano.

Fuente: Adascan.net (2 de mayo de 2019)

Como lo ilustra la figura, el 1.28% de todas las direcciones de Cardano tienen el 71.2% de la oferta total de ADA (31.1 billones). Cabe señalar que esto incluye una serie de direcciones muy grandes de entidades como los intercambiadores (exchanges), IOHK, Emurgo y la Fundación Cardano, como se desprende de la siguiente “lista rica” que describe las 10 direcciones de saldo ADA más importantes en Cardano.

Fuente: Adascan.net (2 de mayo de 2019)

Dependiendo de cómo interprete las definiciones de Buterin al principio de este artículo, esto podría ser considerado tanto como ‘descentralización arquitectónica’ y como ‘descentralización política’. De cualquier manera, se podría argumentar que la distribución actual de monedas de Cardano necesita ser mejorada para reforzar el argumento de que Cardano podría ser considerado óptimamente descentralizado después del lanzamiento de Shelley.

Entonces, ¿qué pasa con la descentralización política?

¿Está Bitcoin descentralizado políticamente?

Jameson Lopp ya describió muy bien quién controla Bitcoin, que era literalmente el título de su artículo. Intentaré resumirlo en términos simples.

Bitcoin es un software de código abierto, lo que significa que cualquiera puede auditar el código y sugerir propuestas de mejora (Bitcoin Improvement Proposals, o’BIPs’). Que este código se implemente realmente en el software de Bitcoin depende de un proceso bastante social, en el que se necesita un cierto grado de consenso para convencer a los desarrolladores principales de que lo implementen en el software.

Si no se puede encontrar el consenso social, cualquiera puede optar por utilizar la base de código de Bitcoin y crear su propia versión del software, que puede bifurcación blanda (soft fork) o no bifurcación dura (hard fork) ser compatible con las reglas de la red actual. Los mineros deciden entonces qué versión del software eligen ejecutar. En el caso de una bifurcación rígida (hard fork), esto significa esencialmente que ellos votan' qué versión de la cadena seráel verdadero estado’, y así asegurar la descentralización lógica que se mencionó anteriormente.

Forjar la base de código de Bitcoin para cambiar realmente la ‘versión verdadera’ de Bitcoin, por lo tanto, sólo tiene sentido si se está seguro de que existe un consenso social entre los mineros de que su versión del software será compatible. Por eso, Bitcoin es en parte una innovación social y no sólo una innovación puramente tecnológica. La pieza fundamental de Hasu, ‘Desembalando el contrato social de Bitcoin’, también describe esto.

Debido a la necesidad de consenso social entre los desarrolladores y/o mineros para implementar cualquier cambio significativo en el sistema, se puede argumentar que Bitcoin está descentralizado políticamente. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que para participar de manera significativa en este mecanismo de gobernanza, se necesitan habilidades técnicas y/o la posesión de (una gran cantidad de) potencia computacional.

Además, como resultado de la complejidad de este proceso social, el ritmo real de las innovaciones técnicas en la capa base de Bitcoin es muy lento. Para muchas personas, esta es una de las características más importantes de Bitcoin; inmutabilidad, en este caso desde una perspectiva social. Quieren mantener la capa base de Bitcoin simple y segura, y esperan ver una eventual osificación del protocolo, lo que significa que la capa base permanecerá inalterada, mientras que las innovaciones se producen en las diferentes capas del sistema (por ejemplo, la lightning network).

Para otros, esta falta de adaptabilidad ha sido una razón para seguir adelante y comenzar nuevos proyectos, con el objetivo de desarrollar capas de infraestructura basadas en una perspectiva diferente. Cardano es uno de esos proyectos.

¿Está Cardano descentralizado políticamente?

Como se mencionó anteriormente, Cardano está actualmente federada por IOHK, Emurgo y la Fundación Cardano. IOHK hace investigación científica fundamental y desarrolla la tecnología por sí misma, Emurgo se enfoca en atraer negocios al ecosistema y la Fundación Cardano se enfoca en la construcción de comunidades, entre otras cosas. Si bien esto es más descentralizado que una sola entidad que lo controla todo (como era evidente cuando el ecosistema en su conjunto fue capaz de superar a un presidente de la Fundación Cardano que no funcionaba), en la actualidad está claro que no está `descentralizado políticamente’ en el espíritu de lo que el espacio de criptomonedas aspira a lograr. Sin embargo, IOHK tiene algunos planes muy ambiciosos para Cardano cuando se trata de “resolver” su descentralización política.

Uno de los aspectos clave de Cardano es que tendrá su propia tesorería, combinada con un sistema de gobierno en cadena que permitirá a las partes interesadas decidir qué desarrollos se financiarán con cargo a dicha tesorería, así como qué propuestas de mejora se implementarán en el sistema. El mecanismo de gobernanza en cadena se basará en una democracia líquida (que describí con más detalle en la última parte de este artículo).

Al igual que Bitcoin, la base de código de Cardano será de código abierto y cualquiera puede presentar propuestas de mejora al sistema y el consenso social decidirá qué propuestas se implementarán realmente. A diferencia de Bitcoin, el poder de decisión en este caso reside directamente en las manos de las personas que tienen las monedas. Debido a la configuración de la democracia líquida, la gente puede elegir entre votar directamente por sí misma o delegar su voto a alguien que considere que tiene más conocimientos sobre el tema. Esto significa que para participar significativamente en el mecanismo de gobierno de Cardano, uno debe tener el conocimiento técnico para construir una propuesta de mejora o tener (muchas) monedas.

Por lo tanto, ambos mecanismos de gobernanza se basan en procesos sociales, siendo la diferencia más notable el papel de los mineros y las partes interesadas.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de la gobernanza en la cadena?

El sistema de gobierno previsto de Cardano, en el que las partes interesadas votan qué propuestas de mejora se implementarán y en qué se gastarán los fondos del tesoro, tiene varias ventajas:

  • El sistema es autofinanciado, lo que significa que se ha incorporado un incentivo monetario para crear propuestas de mejora con una alta probabilidad de encontrar consenso social.

  • Los incentivos de las partes interesadas están alineados con los mejores intereses a largo plazo del propio sistema, ya que aceptar propuestas que dañan el valor del sistema también dañará el patrimonio neto de las partes interesadas.

  • Cualquiera que posea una moneda puede participar en las decisiones de gobernanza, reduciendo el umbral en comparación con la necesidad de adquirir equipos mineros especializados (ASIC) en el caso de Bitcoin y la mayoría de los sistemas de Prueba de Trabajo (Proof of Work- PoW).

  • El uso de la gobernanza en la cadena, la búsqueda de consenso social y la implementación de los resultados probablemente serán más eficientes, lo que conducirá a una innovación más rápida y a un menor riesgo de división de la cadena (y, por lo tanto, de la comunidad).

Todo esto suena atractivo, pero la votación basada en participación (stake) en cadena también tiene sus desventajas. En mi opinión, hay dos que son especialmente importantes aquí.

En primer lugar, si bien se incentiva a las partes interesadas para que tomen decisiones que redunden en beneficio del sistema a largo plazo, éstas no tienen necesariamente los conocimientos necesarios para tomar las mejores decisiones, lo que significa que podrían ser persuadidas de tomar decisiones ilícitas. Creo que se podría decir que esto es un “ataque social”. Aunque tal ataque es posible en cualquier sistema que dependa del consenso social y las decisiones puedan ser revertidas en una votación futura, hacerlo en un sistema en el que el resultado de la votación en cadena se aplique automáticamente tiene consecuencias más directas que en un sistema como Bitcoin. En el momento de redactar este informe, hay muy pocos detalles sobre cómo funcionará el sistema de votación en cadena de Cardano (está previsto que se implemente a finales de 2020), por lo que el tiempo tendrá que indicar hasta qué punto es válida esta preocupación.

La segunda desventaja que me gustaría discutir en realidad puede ser inferida en base al diseño fundamental de los sistemas de Prueba de Participación (Proof of Stake - PoS) en general. Como también describí en “¿Qué tan seguro es Cardano?”, una vez que un atacante (o un grupo de atacantes) es capaz de recolectar >50% de toda la participación en el sistema (lo cual sería muy caro y probablemente tomaría mucho tiempo acumularlo), esencialmente no hay forma de que la minoría honesta recupere el control del sistema - al menos de una manera no violenta. Después de todo, quitar las monedas del atacante bifurcando el sistema significaría básicamente romper la inmutabilidad del sistema. En sistemas PoW como Bitcoin, tampoco es posible eliminar la tasa de hash del atacante, pero a diferencia de los sistemas PoS, donde la participación es necesaria para crear una nueva participación, la minoría honesta podría añadir una nueva tasa de hash para recuperar su mayoría.

¿Es un problema la distribución de monedas de Cardano?

Como se describe en “¿Qué tan seguro es Cardano?”, IOHK, Emurgo y la Fundación Cardano realizaron una venta de vales entre septiembre de 2015 y enero de 2017. Debido a las incertidumbres regulatorias, esto se hizo en un área geográfica muy específica. En total, el 20% (~5.19 mil millones de ADA) del suministro total (~31.12 mil millones de ADA) fue distribuido a IOHK, Emurgo y la Fundación Cardano. Según la auditoría de distribución, el 94,45% del ADA restante se vendió a ciudadanos japoneses, el 2,56% a coreanos, el 2,39% a chinos y el 0,61% restante a ciudadanos de otros cinco países asiáticos.

Además de la pregunta de si esta estrecha distribución geográfica y la actual distribución general de monedas imponen un problema para la descentralización de Cardano (que dejaré sin respuesta), también es interesante considerar si este método de distribución en sí mismo podría ser una limitación cuando se trata de la aceptabilidad social de la ADA como una forma de dinero.

La razón de esto es que algunas personas en el espacio - particularmente los puristas de Bitcoin y PoW - parecen creer que la simple creación de monedas y su venta al público no puede resultar en una forma de dinero que posea un valor fundamental. Esta creencia se basa en el principio de “costosidad infalsificable” que fue introducido por el artículo de Nick Szabo de 2002, “Shelling Out: Los orígenes del dinero”. En su artículo, Szabo describió que para que una forma de dinero tenga valor, tiene que ser difícil de crear y esta dificultad de crear debe ser verificable por la otra parte. Para algunos Bitcoiners, por lo tanto, es el consumo real de energía de la minería lo que garantiza que Bitcoin tenga un valor basado en este principio.

Si usted asume que esto es cierto, creo que puede argumentar que los vales que se vendieron inicialmente no poseían esta propiedad, sino que derivaban su valor del funcionamiento esperado del futuro ecosistema de Cardano. Si es ‘justo’ que estas entidades puedan crear estos vales, quedarse con el 20% de ellos y vender el resto por 63 millones de dólares para así poder abastecer esencialmente al futuro desarrollo de Cardano es también subjetivo de responder (también dejaré eso sin respuesta).

Sin embargo, basado en los más de 40 artículos científicos (de los cuales 20 fueron revisados por pares y en su mayoría de acceso abierto) que se han producido hasta ahora y que añaden valor a todo el espacio y a la creación de una nueva criptomonedia muy rigurosamente desarrollada, creo que se podría argumentar que, en retrospectiva, en realidad hay mucho esfuerzo verificable que se ha dedicado a la creación de estas monedas. Además, una vez que se haya completado el lanzamiento de Shelley y sólo se puedan acuñar nuevas monedas después de haber participado de manera justa en el protocolo de consenso, no estoy seguro de que las preocupaciones con respecto a los costos infalsificables sigan siendo válidas. Personalmente, por lo tanto, no descarto la posibilidad de que ADA se convierta potencialmente en una forma de dinero socialmente aceptada basada en este principio, que, después de todo, también es sólo teoría.

Conclusiones

En comparación con los sistemas PoW como Bitcoin, los sistemas PoS como Cardano tienen beneficios como un menor consumo de energía y requisitos de hardware, pero también tienen ventajas y desventajas como no poder recuperar el control después de un ataque exitoso del 51% sin bifurcación.

Los sistemas PoS como Cardano siempre dependerán de un conjunto diferente de beneficios y compensaciones en comparación con sistemas PoS como Bitcoin. En mi opinión, decir ‘Cardano es mejor que Bitcoin’ o viceversa es por lo tanto absurdo; son básicamente bestias diferentes con propiedades genéticas diferentes.

Por ejemplo, es muy posible que las propiedades de la capa base de Bitcoin y los efectos de red ya construidos garanticen su función como almacén universal de valor y unidad de cuenta, mientras que las soluciones de segunda capa serán en realidad las tecnologías que captarán la mayor parte del uso diario. Desde esa perspectiva, es muy posible que la lightning network termine siendo la verdadera competencia de Cardano en lugar de la capa base de Bitcoin.

También es muy pronto cuando se trata de la evolución del espacio en general y de decidir qué tecnologías terminarán siendo las capas de infraestructura que seguiremos utilizando durante las próximas décadas y más allá. El tiempo dirá qué capa o capas de infraestructura se utilizarán para qué fines y hasta qué punto los sistemas PoW y PoS coexistirán y/o se complementarán entre sí.

Edición 7-5-2019: Corregido el número de nodos Bitcoin de ~9.444 a >100.000 basado en este tweet, y corregido el número de nodos Cardano que se espera que controlen la mayoría de la red de 1000 a 500.

Edición 14-5-2019: Olivier señaló en una respuesta que mi descripción de los nodos de validación no era óptima y podía ser interpretada erróneamente. He editado los dos párrafos de abajo de la figura con la distribución del hashrate de Bitcoin para explicar mejor el papel de los nodos de validación.

Descargo de responsabilidad: Este artículo fue escrito con fines informativos y educativos solamente y no debe ser tratado como un consejo de inversión.

3 Likes