El riesgo de liquidez en DeFi

image

Cardano está próximo a desarrollar el ecosistema de finanzas descentralizadas, y debemos conocer las oportunidades, pero también los riesgos.

Las personas tienen hoy acceso a los mismos mecanismos que utilizan las instituciones para ganar dinero. Están al alcance de cualquiera con un ordenador y una conexión a internet. Las finanzas se están “tokenizando”. La persona es ahora la institución.

La oportunidad de generar un mercado par a par (peer to peer) es creciente, y ya es una realidad. Solo es cuestión de tiempo para que ocurra el gran salto hacia la masividad global.

Los beneficios para los tomadores de deuda son considerables, porque al ampliar la oferta en el mercado, el precio del préstamo (la tasa), decrece.

Los dadores de crédito se ven más como inversores que como prestamistas, porque los pools de liquidez forman un crowdfunding, atomizando los riesgos de impagos, asociando personas para fondear capital.

El crowdfunding, o micromecenazgo, es un mecanismo colaborativo de financiación de proyectos, desarrollado sobre la base de las nuevas tecnologías. Conformando un fondo de inversión, prescinde de la tradicional intermediación financiera y consiste en poner en contacto a promotores de proyectos, que demandan fondos, e inversores u ofertantes de fondos que buscan un rendimiento en la inversión.

Pero con las grandes recompensas, vienen los grandes riesgos, y la mayoría de los individuos no tienen un equipo personal de gestión de riesgos.

El riesgo aumenta a medida que se crean nuevos instrumentos de inversión, elevando la complejidad del sistema, y en algunos casos con malos diseños en la estructura financiera.

El talón de Aquiles para las finanzas descentralizadas, es la liquidez. Sin liquidez, DeFi no es viable.

Los peores escenarios de liquidez en DeFi

Los usuarios no pueden retirar sus fondos

Para hacer funcionar el sistema de préstamos en un pool de liquidez, se depositan criptomonedas, y se recibe a cambio tokens que se emiten desde el protocolo algorítmico de liquidez que gestiona el sistema, y que significa una titularidad de participación. Las reservas de criptomonedas allí almacenadas se utilizan para financiar los retiros. Si no existen fondos en las reservas, no es posible retirar las criptomonedas depositadas.

Si fueron depositadas criptomonedas, ¿cómo es posible que no estén allí como reservas?. La respuesta simple es que fueron prestadas, y la garantía colateral no cubre el total de esas salidas de reservas.

Hay muchas posiciones que suponen una liquidez superior a la actual disponible. En consecuencia, estos usuarios no pueden, en un momento dado, retirar la totalidad de sus fondos.

El problema se agrava exponencialmente, ya que muchos pools de liquidez se encuentran financiados con otros, es decir, existen inversiones cruzadas. Si se necesitan los tokens emitidos por un primer protocolo, para devolver una posición prestada en un segundo protocolo, y por falta de liquidez no se pueden acceder a los fondos, el segundo protocolo también sufre la falta de liquidez. La escasez de liquidez en un pool afecta a otro, generando un efecto dominó.

Indisposición de recompensas de liquidación y garantía

Cuando un préstamo pasa a estar insuficientemente colateralizado, puede ser liquidado por cualquier usuario. El liquidador devuelve el préstamo y cobra el valor del mismo más la penalización de liquidación. Esta penalización, usualmente, oscila entre el 5% y el 8% del valor del préstamo. Si ese valor no está en la reserva de la garantía, el liquidador no puede cobrar, y el préstamo no puede ser liquidado.

Si tomamos como ejemplo la realidad actual en la red de Ethereum, este escenario es poco probable a corto plazo, ya que la mayoría de la gente utiliza un activo volátil como garantía (como ETH) y pide prestado uno estable (como USDC). En el caso de liquidar un préstamo de USDC, el protocolo utilizaría las reservas de la garantía para pagar la multa de liquidación. Esto seguiría funcionando, porque actualmente las reservas de ETH tienen tasas de utilización muy bajas, lo que refleja la tendencia alcista del sector. Pedir prestado ETH con la garantía de USDC es riesgoso, similar a un corto, ya que pocas personas son lo suficientemente bajistas en ETH para apostar a la baja de la cotización.

Impermanent loss

La impermanent loss, o pérdida no permanente, es un tipo de riesgo que está vinculado a la liquidez, pero no directamente. Se produce cuando el precio de los activos depositados es menor respecto al momento en que se hizo el depósito. Cuanto mayor sea este cambio, más es la “impermanent loss”. En este caso, la pérdida significa un menor valor en dólares ó euros, en el momento de retiro.

Las stablecoins permanecerán en un rango de precios relativamente estable. En este caso, habrá menor riesgo de impermanent loss para los proveedores de liquidez (LPs). Cuando la cotización recupera el valor, la pérdida desaparece.

¿Por qué motivo los proveedores de liquidez siguen aportando liquidez, si están expuestos a pérdidas potenciales?. Porque la impermanent loss puede ser contrarrestada por las comisiones de trading o préstamos.

Las liquidaciones dejan de ser rentables

Los protocolos de DeFi se basan en el incentivo económico como forma de aplicación. Si el incentivo económico desaparece, también lo hace la ejecución.

Cuando el valor de la criptomoneda en garantía baja, el Valor Total Inmovilizado (TVL, por sus siglas en inglés) de una posición de deuda, sube. La caída de los precios agrava el alto tipo de interés de los préstamos y las tarifas de red.

Si las tarifas de red, para liquidar esa posición, son más altas que la multa de liquidación, el liquidador pierde dinero. Dado que la mayoría de las plataformas DeFi sólo permiten liquidar el 50% de una posición a la vez, las recompensas de la penalización por liquidación son como máximo el 2,5% del valor de la deuda. Por ejemplo, en el caso de Ethereum, con gas de 100 dólares, significa que sólo las posiciones de deuda superiores a 4.000 dólares son rentables incluso para liquidarlas, y los préstamos sin garantía por debajo de esa cantidad generan intereses, bloqueando el valor en el protocolo hasta que vuelvan a ser rentables, y agravando aún más la relación entre deuda y liquidez.

Los malos actores se aprovechan del FUD

Los aprovechamientos son creativos e imprevisibles, pero a menudo se aprovechan del sentimiento del mercado (FUD: miedo, incertidumbre y duda) . En épocas de alta utilización, estos problemas pueden exacerbarse artificialmente.

En el caso que un usuario de alto perfil, no pueda retirar o tomar prestados fondos, es probable que el precio de los tokens DeFi se resienta. Dado que los shorts pueden ser rentables para los manipuladores del mercado, no es inviable que alguien pueda utilizar esta dinámica para llevar un protocolo al borde del abismo con el fin de enriquecerse, poniéndolo en corto. A menor volumen de liquidez (menor TVL) , más probable. Esto podría crear una crisis de confianza debido a la limitación de la liquidez.

Palabras finales

Ser valiente no es ser temerario.

Las inversiones siempre han tenido riesgos, y como dice la norma, a mayor renta mayor riesgo. El ecosistema DeFi tiene la volatilidad que proporcionan las criptomonedas, que hacen que DeFi tenga tanto dinamismo como lo tiene hoy.

Sé inteligente con tus inversiones, diversifica, es muy difícil un acierto pleno, no te expongas más de lo que serías capaz de soportar si las cosas van mal. No siempre las inversiones son «to the moon! », hay muchos casos «to the hell! ».

Traducción @arielfavio Liquidity risk at DeFi

Evolución Cardano.Desarrollos en Cardano

2 Likes