🇪🇸 Horizontes Brillantes | CH 12 Mar 2021

:es: Transcripción al español de “Bright Horizons”

Publicado en el canal de Youtube de Charles Hoskinson el 12 de Marzo de 2021

Enlace a la versión doblada al español


Hola a todos, este es Charles Hoskinson, transmitiendo en vivo desde la cálida y soleada Colorado, siempre cálida, siempre soleada, a veces Colorado. Tenemos una enorme tormenta de nieve viniendo, dicen que en algunas áreas del estado podrían ser hasta 90 pulgadas de nieve, para los que no viven en la tierra imperial eso es más de un metro, un metro de nieve, ah, un montón en qué pensar.

Hoy es uno de esos días rojos, y de vez en cuando hago videos cuando hay días rojos, la gente está en pánico, hay sangre en la calle, la esperanza parece haberse ido, “oh, dios, ¿qué vamos a hacer?, ¿qué vamos a hacer?, los fundamentales han cambiado porque los traders diarios se están moviendo en una dirección en particular”, o “no hemos tenido algo para saciar nuestro apetito por noticias o progreso esta semana, oh dios, los fundamentales deben estar rotos, el proyecto debe estar muerto, las ratas huyen del barco, se debe estar hundiendo”

Saben, el nuestro es un movimiento que se mide en años, décadas y es una filosofía, un estilo de vida. Es una creencia de que podemos cambiar las cosas, es una creencia de que podemos cambiar la forma en que funciona el mundo, y eso juntos, trabajando juntos, cientos de miles, eventualmente millones, eventualmente decenas de millones, eventualmente cientos de millones de personas, de diferentes antecedentes, diferentes filosofías, religiones, géneros, edades, culturas, se juntarán, y dirán que el mundo debería funcionar de manera un poquito diferente.

Nuestra industria como conjunto atravesó muchos ciclos, la ví estar en tiempos desesperados, la he visto ser tan frágil que un cambio sutil en la tasa de hash o el colapso de un mercado particular y el sueño se apagaba, como alguien soplando una vela. Y la he visto con exuberancia irracional, fuerte, poderosa, billones de dólares flotando dentro, de gente cubierta de avaricia y codicia, sin entender realmente lo que estaban comprando o por qué lo estaban comprando, porque deseaban tener un gran y asombroso estilo de vida.

En todas estas direcciones el punto está perdido. El punto es que esta es la primera vez en la historia de la humanidad en la que tenemos la habilidad de decidir, no nuestros mejores, no los reyes, no los presidentes, no los imperios, no los conquistadores con muchos militares detrás de ellos. Pero nosotros tenemos la habilidad de levantarnos y decidir cómo va a funcionar el mundo, y decidir qué es justo, qué no es justo, y cómo deberíamos ser tratados, cómo deberíamos tratarnos entre nosotros, cómo deberían tratarnos las instituciones y cómo cuantificamos y calificamos los frutos de nuestros labores, y nosotros decidimos las reglas detrás de ello. ¿Realmente importa el dinero cuando la misma definición de él es para tomarlo?

Saben, estamos tan cerca, como industria, a un cambio fundamental en la manera en que la gente percibe todo acerca de la sociedad. La legitimidad de los votos, cómo poseemos propiedad. Nunca en mi vida hubiera imaginado una realidad donde la gente puede vender Homer Pepe por 300 mil dólares, pero aquí estamos. Todas estas cosas están en una exploción cambriana, una extinción de experimentación bastante Darwiniana, cada uno de ustedes está en el tren, estás en el bote. Quizás no te diste cuenta de ello, quizás estás aquí para hacerte rico, quizás estás aquí sólo porque es una protesta, ¿quién sabe?, no conozco tu corazón, tu motivación. Todo lo que yo puedo hacer es hablar por mí y también por mí entendimiento de la tecnología y a dónde va.

Los fundamentales de Cardano, en particular, están entre los más sólidos en nuestra industria, porque estamos respaldados por una incansable y apasionada comunidad, tan dispuestas que se tatuaron sus cuerpos con nuestro logo. Más de cien documentos, tanto código, tanto progreso. Y no retrocedemos, no cedemos territorio. Los tratos vienen, los pajaritos aterrizarán, si no es ahora, más tarde. Y yo soy paciente, y estoy respaldado por tanta gente que también lo son, que tienen una lealtad fanática al concepto de que llegaremos a dónde tenemos que ir, y llegaremos con principios, carácter y una creencia de que cada uno de nosotros importa, sin dejar a nadie atrás. Ahí es donde estamos, es el porque nunca me preocupo, es por lo que digo “toma una píldora calmante”. Nada se levanta por siempre, nada colapsa por siempre, siempre habrá menguantes, flujos y balances, al igual que le dije a todo el mundo el año pasado cuando comenzamos la pandemia y había pánico, todo se estaba cayendo a pedazos y la gente creyó que la sociedad en su conjunto colapsaría, apilando comida, municiones y papel higiénico, como si de alguna forma ese raro commodity desaparecería, en sólo unas preciosas semanas. ¿Y fue eso tan malo como pensamos que sería, colapsó todo el mundo, no hubo mañana, fueron los muertos vivos un documental en vez de una fantasía?, no, no ocurrió. Y estos breves momentos donde hay pánico, sólo son tristes reflejos de la inhabilidad de algunas personas a comprometerse realmente.

Saben, me despertaré mañana y simplemente trabajaré igual de duro que como lo hice hoy. Probablemente me despertaré a la misma hora, haré ejercicio, meditaré, responderé mis emails, hablaré con los desarrolladores, miraré lo que viene la próxima semana, negociar algunos tratos que siguen en la cola, comprobar el estado de los tratos que ya están cerrados y estamos sirviendo, vamos a tener una llamada acerca de Alonzo, la bifurcación dura, que traerá contratos inteligentes, continuar trabajando en asociaciones, continuar hablando con los gobiernos, nada cambia. Y esa es mi vida, y el próximo día, y el próximo día, y el próximo día y el próximo día, y lo hago con alegría, realmente lo amo, si no hago nada, si hago algo, haría la misma cosa, porque trabajé gratis por mucho tiempo, y vuelvo a ello. Porque sé, que si pongo suficientes días en ello, y hago el trabajo suficiente, y empujo lo suficientemente duro, algún día, tendré un tiro real para ver que las cosas que he imaginado podrían ser ciertas, realmente ciertas. Algún día tendré un tiro real viendo a estos protocolos convertirse en el estándar en vez de la excepción a la regla, estos protocolos siendo las fuerzas dominantes sobre los cuales nuestras vidas son juzgadas. Miro al futuro, 5, 10, 20 años, y déjame decirte lo que nosotros como especie estamos mirando, por un momento. Estamos viendo los falsos profundos tan persuasivos que ya no serás capaz de determinar hecho y ficción, verás videos con representaciones perfectas de personas que solías conocer, amar y confiar haciendo cosas deplorables. Veremos inteligencia artificial tan avanzada que robots de chats pueden pasar el test y engañarte haciéndote creer que son gente real, siendo desplegados para propósitos nefastos, propósitos económicos, ¿crees que la pesca de gatos es mala ahora?, imagina ese futuro de falsos profundos e inteligencia artificial. Esa es sólo una dimensión, vemos Crispr viniendo por la tubería, eso cambiará fundamentalmente la forma en que funciona la genética para todos nosotros, biología sintética, organismos diseñados, ingeniería a escalas y niveles que no podríamos imaginar, ¿crees que esta pandemia es mala ahora?, imagina lo que ocurre cuando puede ser diseñada de maneras que tomará lo peor de todas las cosas, y ponerlas juntas, y esparcirlas diez veces más rápido, eso está viniendo, entre muchas, muchas, muchas otras cosas.

Tal como el crédito social, más de un billón de personas viven en una realidad donde es política de gobierno para que su vecino lo espíe. Es política de gobierno para cada una de las personas tener un número estampado en la cabeza, su libertad de viajar, su libertad económica, su habilidad para interactuar en la sociedad, las escuelas a las que van, son completamente dependientes en esos números. ¿Cómo determinan a la gente que se los dan?, si siguiera lo saben, porque son impulsados por máquinas más que personas, a menos que vayas contra la agenda. Eso se esparcirá, hará su camino a través de Asia, a través del medio oriente, Europa, África, Sudamérica y justo aquí en casa en América. Si no es por un gobierno, entonces por una industria privada. Esa y docenas de otros problemas existenciales nos esperan a todos nosotros en los próximos 20, 30, 40 años. Sin mencionar las catástrofes ambientales, sin mencionar las guerras que vendrán, mientras América y China coquetean con la trampa Tucídides.

El punto de nuestra industria es darnos un poquito de maldita esperanza, de que podemos salir de eso, de que podemos gestionar eso, de que no necesitamos la gran guerra para establecer los estándares y regular estas tecnologías existenciales. El punto de nuestra industria es para que cada uno de nosotros tengamos una voz y quizás cómo podemos navegar a un mundo de paz, un mundo en el que nos llevamos bien, un mundo en el que tenemos empatía, compasión, nos entendemos entre nosotros y podemos clasificar realidad objetiva de realidad manufacturada. Eso es por lo que estamos aquí, me gustaría creer que hay millones de personas despertando incansablemente cada día que ven estas cosas, si no es explícitamente que las sienten implícitamente, y ven en el horizonte las mareas de miseria que podrían venir. Y se dan cuenta de que si damos un paso atrás, del precipicio, tenemos un momento raro en la historia de la humanidad, donde el arco de la historia no será determinado por fuerza y violencia, no determinado por caprichos y voluntades de un afortunado conquistador. Pero en su lugar, por primera vez, desde abajo, por todos nosotros juntos, trabajando juntos para evolucionar la raza, la humanidad, y para crecer en sabiduría y prosperidad.

Los próximos años serán definidos o por la utopía que construímos o serán definidos por un infierno que construímos. ¿Qué demonios importa el dinero, cuando te enfrentas a eso?, ¿realmente quieres ser un billonario en una distopía, donde en cada momento, si haces o dices la cosa equivocada, todo eso puede ser tomado, de un plumazo? Y esta vez por algoritmos, no una persona, ¿es esa realmente la mayor búsqueda?, ¿eso es realmente lo que estás buscando?

¿Qué hemos logrado?, hemos construido un cerebro descentralizado, estamos construyendo un gobierno descentralizado, estamos construyendo un protocolo que no tiene rostro. Y con el tiempo, orgánicamente, se hace más descentralizado, orgánicamente se vuelve más rico en características y poderoso, y sus tentáculos van más y más profundo, no sólo en la industria privada, pero en la sociedad en su conjunto. Y habrá un día, si no es este año, el próximo o el próximo, es mi trabajo de vida, de que un gobierno entero, ejecutará su ADN con las cosas que hemos construido y los valores que establecimos. Y si estoy en lo cierto, nosotros estamos en lo cierto, si esto evoluciona en la dirección correcta, veo un camino fuera de la distopía que está viniendo, que alegremente estamos marchando hacia ella como especie. Y creo que podemos ver días más brillantes en el futuro, un horizonte más brillante. Esto es lo que me inspira, es por lo que todavía sigo aquí, ciertamente no por el dinero, y no lo ha sido por mucho tiempo, acerca de las economías, estoy bien. La única cosa que ahora tengo, que es finita en suministro es mi tiempo. Puedo escoger gastarlo en cualquier lugar, y la razón por la cual despierto todos los días, y continúo haciendo las mismas cosas, construyendo y diciendo las mismas cosas, empeñando ese tiempo finito que yo no tengo que empeñar, es porque yo creo que hay un propósito más elevado en las cosas que hacemos. Y estoy inspirado por los incontables emails, cartas, comunicaciones, tweets, mensajes privados, contactos en persona, gente a través del mundo que cree las mismas cosas. Y esto me da esperanza, de que llegaremos ahí.

Así que en estos días oscuros o días rojos, o estos días donde gente de buen clima corren alrededor, ladran, lloran, maldicen, gritan, como un chico con un berrinche. A veces hago estas pequeñas reflexiones para recordarte de qué se trata todo, al menos para mí, y por qué he elegido empeñar el tiempo finito que yo tengo estando aquí todos los días, día tras día, semana tras semana, mes tras mes, año tras año. No se vuelve más fácil, de hecho se vuelve un poco más difícil, y me vuelvo un poquito más viejo, y un poquito más lento. Y para competir a los niveles a los que solía, toma más tiempo, más esfuerzo, más energía, y esa energía se la estoy robando a mi familia, mis amigos, la gente alrededor mío continúa haciéndose más vieja. Cuando yo comencé en este espacio tenía cuatro abuelos, dos abuelas, dos abuelos, ahora sólo me queda un abuelo. Me perdí un montón de bodas, funerales, eventos, cumpleaños, aniversarios, y continuaré haciendo eso, porque no hay nada más que pueda hacer en mi vida que sea más significativo que las cosas que estamos haciendo aquí juntos, los documentos que estamos escribiendo, el código que estamos escribiendo, el ecosistema que estamos construyendo, y veo la fuerza, veo los números, veo la gente apareciendo y veo el progreso, progreso significativo real.

Así que, aquí están los horizontes brillantes que están viniendo, y aquí están todos ustedes que han elegido caminar este mismo viaje y realizar equivalente y en algunos casos incluso mayores sacrificios, incluso bajo peores circunstancias. Saben, la realidad es que algunas personas que están en este espacio, tienen que ser privados al respecto, y si no lo son, podrían ser arrestados y asesinados. Algunas personas en este espacio no tienen nada que dar más que su tiempo, y trabajan horas ilimitadas, sólo para tratar de pasar por encima, pero creen en la filosofía. Les debemos a ellos que nosotros demos lo mejor, y les debemos a ellos que nunca perdamos la fe y que nunca nos rindamos en el por qué hacemos lo que hacemos. No quiero vivir en un mundo en el que no vale la pena vivir para nadie, excepto para los pocos privilegiados. Quiero vivir en un mundo que vale la pena vivir para toda la gente, porque hay dignidad en toda la gente, hay dignidad en la vida humana, nadie está por encima de otro al final del día. Y es la búsqueda más elevada en la vida recordar a todos los humanos de ese hecho básico, que la vida importa. Y es digno en la vida humana intentar construir una sociedad que honre eso, para todas las personas, tener empatía y compasión con todas las personas. No podemos continuar invirtiendo en sistemas que son ciegos a tales cosas, y en algunos casos exacerbar los problemas entre nosotros. Es momento para nosotros invertir en sistemas que pueden funcionar en escala y ser buenos para todos nosotros. Algunas personas me llaman ingenuo, porque creo que tal cosa puede ocurrir, un idealista, un optimista. Pero tu dime, cuando yo entré a este espacio Bitcoin valía menos de un dólar, la totalidad de capitalización de mercado era menor a 10 millones de dólares, eso es una casa en una colina en Boulder. Hoy es un ecosistema de un trillón de dólares que ha inspirado a incontables decenas de millones de personas a través del mundo y cambiar fundamentalmente la cultura del mundo, las leyes de las naciones más grandes, y todo eso fue hecho sin un líder o coordinación central. Si podemos lograr eso en diez años, y empoderar a una generación entera de gente, para soñar, ¿qué podemos lograr en un siglo?

2 Likes