🇪🇸 Por qué luchamos | CH 5 Jun 2023

:es: Transcripción al español de “Why we fight”

Publicado en el canal de Youtube de Charles Hoskinson el 5 de Junio de 2023

Enlace a la versión doblada al español


Este es Charles Hoskinson, transmitiendo en vivo desde la cálida y soleada Colorado, siempre cálida, siempre soleada, a veces Colorado. Hoy es 5 de Junio de 2023, otro día en el paraíso. Muchos de los que están mirando están diciendo “oh, ¿qué va a decir Charles acerca de las recientes noticias y eventos de Cardano, todas estas cosas ocurriendo?”. Bueno, es un ecosistema descentralizado y la magia de ser un ecosistema descentralizado es que este ecosistema ciertamente hablará por sí mismo, nadie habla en nombre de él, hay millones de personas dentro, miles de personas construyendo sobre él, ya escuchamos de DC Spark, escuchamos de Wingriders y escucharemos de todo el resto. La realidad es que cuando sos un protocolo que ha inspirado a la gente y significa algo para ellos, la gente se ocupa de él, es reconfortante ver todo eso en las últimas doce horas. Pero quería hacer un video más filosófico, en un contexto más amplio acerca de por qué peleamos. En 1942, el departamento de guerra de USA liberó una serie de siete películas llamadas “Por qué peleamos”, que todo soldado que peleó del lado de USA en la segunda guerra mundial tenía que verla. Así que entendían cuál era el punto del conflicto, qué estaba en juego. Podés llamarlo propaganda, buena motivación, pero el punto fue que había una guerra de filosofías. Por un lado estaban los que creían en los principios democráticos, consentimiento del gobierno, aquellos que creían en la libertad. Del otro lado tenías regímenes totalitarios, dirigidos por autócratas que básicamente querían que el mundo siga sus deseos, los pocos versus los muchos. A medida que miramos el siglo 21, miramos hacia dónde va el mundo, enfrentamos un debate filosófico similar. Están aquellos en WEF y otros lugares, que sienten que la sociedad se ha vuelto intrínsecamente demasiado complicada para que la gente se gobierne a sí misma, sienten que los pocos, por necesidad, deben gobernar a los muchos. Envuelven estas cosas en mandatos como ESG, verás otros acrónimos y palabras. Pero en su núcleo es “nosotros sabemos mejor que vos”.

La industria cripto y blockchain, no es una industria de una única voz, misión, simplemente es un movimiento que tiene principios sueltos. Y esos principios sueltos son poder a los bordes, desintermediar al intermediario, libertad para tantos como sea posible. De manera más importante, también es un principio que todo el mundo juega con las mismas reglas. Eso es lo que hace a Cardano, Bitcoin, Ethereum tan especiales, y a otros grandes protocolos, es esta idea de que todo el mundo tiene que jugar con el mismo conjunto de reglas. Este no es el caso con los sistemas del legado, nunca ha sido el caso para ellos. Cierta gente obtiene ciertos privilegios especiales, basados en la familia en que han nacido, la cantidad de dinero en su cuenta bancaria, las conexiones políticas que tienen.

La magia del sistema que estamos construyendo, el mundo que estamos construyendo juntos, es que si lo arrancamos reseteamos la relación del gobierno con los que gobiernan. Eso significa que el siglo 21 puede ser el primer siglo en la historia de la humanidad que puede tener libertad. Los Estados Unidos es un país complicado y difícil. Hemos nacido del desacuerdo, impuestos sin representación. La única razón por la que tuvimos el derecho de ser un gran poder, fue debido a los tremendos sacrificios personales de aquellos que pelearon la guerra de la revolución y el líder que decidió poner primero al país sobre si mismo, y renunciar a su cargo, permitiendo a los Estados Unidos crear una democracia, una que ha sido desafiada una y otra vez, desde la guerra civil al movimiento de derechos civiles, a hoy, nadie está unversalmente feliz, de hecho la mayoría de las personas están insatisfechas en general con el gobierno de USA. Este es un ejemplo del estado de la industria en este momento. La razón por la que la gente es tan apasionada acerca de cripto es porque no es un producto de inversión en su núcleo, es una filosofía, es una creencia política, es tan regulada por la FEC como debería ser por otros, porque lo que la gente básicamente está haciendo y diciendo es “yo creo en el poder a los bordes, yo creo en la identidad auto soberana, yo creo en la libertad”. Y como resultado pongo mí dinero donde está mí boca, y mi tiempo dentro de esto. Nos vamos a juntar todos, resolverlo y construirlo, una armada de voluntarios, una milicia para el futuro. Esa es una cosa muy diferente que Microsoft, Google, Apple, Amazon, que ejecutar una compañía de molienda, so Nike, Just Do It. Es acerca de todos nosotros, de todos y cada uno de nosotros, sólo queremos derechos humanos. No estamos tan felices respecto a cómo están las cosas. Nadie dirá “yo creo que la gente que está a cargo debería estar a cargo, y no podemos encontrar a nadie mejor, estamos atascados con ellos”. Debido a un proceso político, burocrático, osificado que ha resultado en un monopolio bipartidista, donde es todo acerca de poder a cualquier precio, políticas, no hay mucha integridad. Nosotros no comenzamos esta industria, la industria comenzó en respuesta a un evento de gobierno que falló, la crisis financiera de 2008, que se elaboró durante 30 años de conducta indebida, por banqueros principales, como Alan Greenspan, Ben Bernanke, la secretaría del tesoro, la política de USA. En una relación incentusa con banqueros, que por cierto, no sufrieron consecuencias por destruir la economía americana. Y se nos dice una y otra vez, ya sea la crisis Black Shoats del 87, la crisis SNL en los 90, la crisis de capital de largo plazo del 89, el colapso de Silicon Valley, la del 2008. Incluso antes “confiá en nosotros, todo estará mejor mañana”, y más colapsos, más corrupción, más problemas. Así que dijimos “¿sabés qué?, nosotros como industria nos vamos a juntar, hacer algo diferente”. Quizás deberíamos tener dinero que nosotros controlamos, quizás debería ser una política deflacionaria en vez de inflacionaria. Quizás, sólo quizás, deberíamos ser dueños de nuestra identidad, ser nuestro propio banco. Quizás sólo quizás deberíamos tener una voz acerca de cómo se utilizan nuestros datos, ser capaces de decir no a algo.

Una de las razones por las que me uní a esta industria, hace muchos años atrás estuve con una moza cuyo esposo era un inmigrante indocumentado, era un constructor en seco. Yo solía ir al restaurante en el que ella trabajaba, almorzaba. Un día llegué, estaba llorando, y yo dije “¿qué ocurre?”, me dijo que su esposo había sido detenido por la policía, vieron que tenía dinero en el auto, le habían pagado dos meses de trabajo, efectivo, lo confiscaron, se llama confiscación de activo civil. Sabiendo muy bien que él no se podía defender a sí mismo, tenía miedo de su estatus, y que básicamente se quedarían con su dinero. No hubo causa probable para ello, explicó que era un constructor en seco, le acababan de pagar, tomaron el dinero. Eso ocurre todos los días con la confiscación de activos civiles, ese es el gobierno en el que vivimos, el mundo en el que vivimos, el lugar en el que vivimos.

La realidad es que nosotros como sociedad podemos y debemos hacerlo mejor. Tenemos o que reconocer que no respetamos el estado de derecho y derechos de propiedad privada, tenemos que reconocer que esto no es una democracia. O, tenemos que abrazar sistemas que protegen al individuo. Esta fue la intención de la constitución. Esta fue la intención de lo que originalmente comenzamos con el experimento estadounidense. Y debido a que nuestro sistema de gobernanza falló en estar a la altura de las circunstancias, nosotros como ciudadanos pacíficamente nos pusimos de pie, expresamos nuestro deseo político y discurso, y creamos un nuevo sistema, uno que mantiene a todos responsables de manera igualitaria, va de “no seas malo” a “no podés ser malo”. Uno que dice que tenés que dar consenso antes que algo ocurra, uno en el que vos estás en control, no alguien que nunca conociste.

Los próximos diez años serán los más grandes años de cambio en todas nuestras vidas, es como de los 1930 a los 1940, todo el mundo sabe qué algo se está gestando, no saben exáctamente qué ocurrirá, pero saben que nunca nada volverá a ser como era. La realidad es que tenemos una gran convergencia de tendencias y tecnologías que redefinirán completamente todo desde cómo opera nuestro gobierno a quién está en control, a quién tiene voz acerca de cómo es tu vida. Rápidamente todos hemos notado, durante los bloqueos por Covid, todos pasamos de vivir en una sociedad libre a una que no. Cuán rápido pueden cambiar las cosas con el mundo de IA generativa, con acuerdos transnacionales globales siendo firmados, donde las naciones ya no tienen voz completa sobre su gente. Y sí, las finanzas estarán en la mira.

Hay personas que quieren crear CBDCs. Y estas CBDCs no son sólo acerca de dinero más eficiente, no son sólo una forma de deshacerte del efectivo, porque es mejor para la sociedad de acuerdo a unos pocos. Son acerca de colocar el control acerca de en qué se te permite gastar tu dinero, en las manos de personas que nunca conociste, no las votaste, y imputables bajo ningún proceso legislativo. En algunos casos ni siquiera viven en tu país. Por ejemplo, si has llenado el tanque de gasolina esta semana, quizás no se te permita hacerlo hasta la semana que viene, porque has alcanzado tu asignación semanal. Eso puede ser decidido por un burócrata, no un presidente, no tu congresista, sino por alguien que no conocés, de una agencia que quizás ni conozcas. Lo mismo puede ser dicho para cualquier actividad que se determina como no beneficiosa socialmente, o encaja dentro de una agenda particular. Este sistema no es un escenario hipotético, es uno que se está poniendo en marcha con el crédito social, en el banco de la gente de la república de China, hoy, en este momento, por más de 1.5 millones de personas. Ya ha sido desplegado gracias a asociaciones con Tenzen y otros, a más de 200 millones de personas. Aquí en América afirman que esta es una idea, dentro de nuestra burocracia federal. El único problema es que hay un error en la matrix. De hecho no necesitás hacer una CBDC si tu objetivo es dinero digital eficiente, podés utilizar una criptomoneda para eso. Nuestra industria es un contra ejemplo incómodo para una realidad que algunas personas ya han decidido que la humanidad tiene que vivir, para el bien mayor, debido a la proliferación de tecnología existencial, calentamiento global, y otras preocupaciones que los mantienen despiertos en la noche. Por ello nuestra industria debe ser capturada, a veces se mueven rápido, a veces se mueven despacio, pero siempre es en una dirección, un poquito menos de libertad cada día, un poco menos de oportunidad cada día, un poquito menos de innovación, menos control. Hasta que un día te despertás como una rana en agua hirviendo, y se ha ido.

Los próximos diez años serán la prueba más grande para todos nosotros. Tenemos que elevarnos para la ocasión, decirle a la gente que nosotros deberíamos ser dueños de nuestro propio dinero, poseer nuestra identidad y en última instancia estar en control de nuestras vidas. No deberíamos aceptar que por conveniencia o miedo, alguien que nunca conocimos, alguien que incluso no vive en nuestro país, tiene más voz que la gente que nosotros elegimos. Eso es algo que hemos atravesado como sociedad, como especie. Eso es lo que esperarías viviendo en tiempos ancestros y siendo conquistado, no en un mundo que es post iluminación, donde se accede instantáneamente a la información. O será una utopía o un infierno, realmente no hay punto medio. Es por eso que luchamos, por eso estamos en la industria de criptomonedas. Si estás aquí para hacer dinero hay mucho más dinero por hacer en biología sintética, IA, u otras cosas. Si sólo ves esto como una clase de inversión pasiva, te perdiste completamente todo el punto acerca de dónde viene toda la pasión, emoción, entusiasmo y las armadas. Hay decenas de millones, sino cientos de millones de personas, que han aprendido estas lecciones en los últimos 13 años, y han decidido dedicar sus vidas hacia la libertad, hacia un mundo mejor, más grande, uno donde todas las personas crecen juntas, no sólo los pocos. Es por eso que yo me inscribí, es por eso que yo peleo, y es por eso que cuando tenés algo de locura, hoy, ayer, mañana, no me molesta tanto. Ves, habrá enemigos más grandes que este o el otro. La realidad es que estamos enfrentando a todo el orden mundial, y creo que vamos a ganar, porque yo creo en la bondad de la gente, ese es el último punto. Tenés que tomar una gran decisión en la vida, ya sea que creas que la gente es fundamentalmente malvada, corrupta, o creés que la gente es fundamentalmente buena, pero a veces comete errores. Yo siempre, durante toda mí vida, he creído, de punta a punta, que la gente básicamente es buena, dándole una oportunidad para elevarse, pueden y lo harán. Y basado en esa creencia todo fluye a partir de ahí.

Es un gran ecosistema descentralizado, a veces es caótico, pero la gente se juntará, porque creen que tenemos una oportunidad para hacer las cosas no sólo de manera diferente, sino mejor que cómo lo hicimos antes. Y no sólo con Cardano sino con la industria en general, las decenas de millones de personas, los trillones de dólares, la enormidad de lo que hemos sido capaces de lograr, como industria, en los últimos 13 años, vuelve pálido a todos, en comparación. Y realmente, no puede ser detenido, veremos un día donde los DIDs son la manera dominante de identificar personas, y vos están en control de las claves, no una corporación, un gobierno, o un cuerpo transnacional. Veremos un día en que cuando tenés dinero en tu billetera, sos dueño de él, no un pagaré de una organización que en cualquier momento te lo puede quitar sin razón particular, o violate una política particular, o agenda. Y veremos a aquellos que quieren arrastrarnos al pasado, que tienen dobleces autoritarios porque sienten que están mejor calificados para dirigir tu vida, y la sociedad, que vos. Retornar a los libros de historia, otro grupo de gente que perdió la pelea política.

A veces es un camino fácil, a veces es un camino difícil. Recientemente hemos tenido un montón de momentos fáciles, pero yo he visto el comienzo y puedo decirte que hubo momentos más difíciles. Ahora estamos en una etapa donde tenemos que hacer que nuestras voces sean escuchadas, tenemos que recordar a la gente que este es un ejercicio colectivo, un gigante organismo viviente, descentralizado, resiliente, que sólo quiere mejorar las cosas. De nuestra parte, escribimos protocolos, escribimos código. Los protocolos y código que diseñamos y desarrollamos, va al dominio público, la gente debate, algunas personas lo adoptan, otras no. Somos un engranaje en una máquina gigante, y vos también. Yo creo que nuestro futuro es más brillante que nunca, creo que tenemos nuestros mejores días por delante nuestro. Honestamente creo que las lecciones del pasado, si tomamos sabiduría de ellas, pueden ser aplicadas aquí. Siempre parece oscuro, siempre parece que son días duros, está bien. Hubo días difíciles en los 50, cuando mí abuelo peleó en la guerra Coreana. Eran días difíciles cuando en el otro lado de mí familia, el noruego, pelearon contra los nazis en la segunda guerra mundial. Eran días difíciles cuando el lado italiano inmigró a los Estados Unidos, con sólo unas camisas en la espalda, un montón de esperanza de que serían capaces de construir una gran vida en América. Esa es una historia que muchos de ustedes escuchando, tienen, o están soportando en este momento. Cuando tenés una armada construída con gente como esa, que tiene valor verdadero, podemos soportar algunos días malos, podemos soportar algo de caos, podemos soportar un poco de locura. El punto de estrangulamiento 2.0 es una cosa, lo ves a través de toda la industria, desde Speedy Bank teniendo cuentas rechazadas, a básicamente todo volviéndose un valor supongo.

Pero si ampliás el foco, mirás el progreso general, hemos ido de ser totalmente ignorados, a ganar, como ecosistema. Todo lo que tenemos que hacer es continuar construyendo, hacer que nuestras voces sean escuchadas, recordar a la gente que no nos vamos. La libertad está a sólo una generación de volverse completamente perdida en cualquier momento. Porque aquellos que vienen después que nosotros quizás no recuerden las lecciones que nosotros tuvimos que aprender. Y cada generación tiene que redescubrir qué significa la libertad para ellos. Nunca permitas que nadie te diga que vos no merecés derechos humanos, nunca permitas que nadie te diga que no merecés estar en control de tu identidad, tu dinero, tu agencia económica, y en última instancia, de tu voz. Y a cualquiera que quiera quitartelo, recordarle, que así es cómo nosotros hacemos las cosas en el siglo 21. Cada ser humano, en este planeta, no importa dónde haya nacido, hijo de quién sea, en qué sistema político esté, es igual. Esa es la fe que mantengo, y esa es la creencia que mantengo. Gracias a todos por estar en este viaje conmigo, realmente es divertido, voy a estar aquí mañana, vos vas a estar aquí mañana, estamos aquí todos juntos. Hasta la próxima amigos, tengan un fabuloso día, saludos.