🇪🇸 Cómo resistir la naturaleza corruptora del poder y el dinero | Lex 20 Jun 2021

:es: Transcripción al español de “How to resist the corrupting nature of power and money | Charles Hoskinson and Lex Fridman”

Publicado en el canal de Youtube Lex Clips el 20 de Junio de 2021

Enlace a la versión doblada al español


Lex: Lincoln dijo “todo hombre puede soportar la adversidad, pero si querés testear el carácter de un hombre dale poder”. ¿Crees que el dinero y el poder pueden corromper la mayoría de la gente? Y si es así, estás preocupado acerca de esta fuerza corrompedora en tu propia mente? Eres una de las mentes liderando en el espacio de criptomonedas, sos el líder del proyecto Cardano, sos el rey de las ratas, ¿corrompe esto tu mente, tanto el poder y el dinero?

Charles: Sí, veo esto siendo más penetrante con gente que hereda grandes cantidades de dinero o dinastías, como los Melons, los Rockefeller u otra gente. Lo peor que podés hacerle a alguien es darle una enorme cantidad de poder para el que no están preparados. El desafío con el espacio es que todo el mundo es jóven y son ahora son todos billonarios, tenemos todas estas cosas, estamos haciendo estas cosas, realmente nadie te dice que no. Por ejemplo, tengo este rancho en Wyoming, y tiene 400 bisontes dentro, ahora soy un ranchero de bisontes. Si alguien está monitoreando, auditando, sería como “Charles, tenés alguna experiencia criando, cuidando bisontes”, yo diría “no”, “¿pensás que es una buena idea tener este rancho con 400 bisontes corriendo alrededor, qué demonios vas a hacer con los bisontes?”, “no sé, resolveré qué hacer con estos bisontes”, haré un video juego, un crypto bisonte, vas a obtener uno.

Lex: Gracias, me encantaría, no voy a tirar de esa cuerda todavía. Me pregunto cómo vas a conectar de nuevo esto con poder.

Charles: Mi punto es que cuando no estás restringido nadie puede decir no, o tenés la habilidad para distorsionar la realidad alrededor tuyo, no estás restringido por costumbres sociales. Crea una situación donde empezás a perder perspectiva, ya no estás con los pies en el suelo. Es menos una pregunta de si te volvés malvado o no, es más una cuestión de perder tanto tacto con la humanidad que simplemente no te podés relacionar o entender a la gente, e inadvertidamente, por tus acciones, comenzás a lastimar a la gente, ya sea a través de las políticas que perseguís, o las cosas que comenzás a construir, etc. Creo que la mejor inoculación contra eso es rodearte de actividades que están totalmente divorciadas de tu reputación y estatus. La mejor cosa son los animales y la jardinería, porque al burro no le importa si sos billonario o estás quebrado, hará caca sobre tí exactamente de la misma manera. Así que hay una humildad detrás de estas actividades y estas cosas. Hay un componente de trabajo honesto, cuando creces heno o lo que sea, tenés que plantar, regar, irrigar, realmente tenés que estar ahí, y no podés inventar una excusa como “bueno, me encontré con el presidente de El Salvador, estaba haciendo esto”, al heno no le importa, es heno, así que el suelo te conecta.

La otra cosa es que tenés que acostumbrarte a dar, todas las mejores de mi vida vinieron como consecuencia de primero dar. Yo comencé en el espacio de criptomonedas dando una clase gratis, “Bitcoin o cómo aprendí a dejar de preocuparme y amar cripto”, vos hiciste un podcast gratis. En la vida, si dás, desarrollás esa mentalidad de no estar sujeto a las cosas que tengo, si lo llegás a empujar se va, usualmente recibís más de vuelta, yo regalé todo mí Ether, nunca recibí nada de él, 293.000 Ether, en el pico más alto más de 1.2 billones de dólares, se lo dí a mi secretario, yo no sabía si iba a valer algo o no, pero como que jodieron con él, y yo estaba como “yo no les gusto, así vos no les gustas”, la propiedad transitiva de relaciones, así que estás jodido. Él estaba como “volveré y probablemente mí esposa se divorciará, todas estas, cosas, ¿qué hago?”, le dije “bueno, te doy mí Ether, no sé si va a valer algo”, todavía está bastante bien. Pero, de nuevo, a pesar de hacer eso, ahora tengo Cardano, tengo esta asombrosa carrera, hice todas estas cosas asombrosas.

Así que creo que esa es la mejor manera de manejar el poder, es que tenés que hacer cosas para mantenerte con los piés en la tierra, en el caso de Washington estaba profundamente conectado con Mount Vernon durante la guerra revolucionaria, enviaba cartas hablando acerca de irrigación, graneros, siempre estuvo conectado a eso. Y también desarrollar la mentalidad de que sólo estás acá temporalmente. Todo lo que tenés es finito, se irá en algún punto, sin importar cuánto quieras tenerlo, morirá, y alguien más lo tendrá. Así que vivís por la próxima generación, no vivís por vos mismo, mirás al futuro y decís “¿qué voy a dejar atrás, qué voy a transmitir?”, y ese tipo de mentalidad siempre te fuerza a ser más amable, cooperativo y colaborativo con la gente. Todos estos dictadores, son maníacos del ego, están conectados a estas fantasías y viven por ellos mismos. Mirá a Yi en China, está desenvolviendo una estructura de poder que fue lo que hizo de China lo que es hoy. Después de Mao dijeron “probablemente no deberíamos tener otro de esos tipos”. Dijeron “construyamos algo donde hay chequeos y balances, y ninguna persona va a dirigir todo el show, de lo contrario descenderá, retrocederá y tendremos problemas”. Y lo que ha hecho es sólo pensar en sí mismo, no el mejor interés de China, así que sistemáticamente está desenvolviendo un sistema que han estado abrazando por más de 40 años. Hasta el punto que luego de morir el próximo muchacho que entró, incluso aunque es súper confiado, el próximo muchacho abusará horroríficamente esa estructura de poder. Y la misma cosa ocurrió con los Romanos, luego de Augusto el gran emperador, de repente bajo la línea tenés a Calígula, Nero y todos estos terribles emperadores, que simplemente destrozaron todo lo que la república y el imperio buscaba lograr.

Así que tenés que pensar en el futuro, tenés que pensar en instituciones y sistemas, tenés que tener cosas que te mantengan con los pies en la tierra, y tenés que estar completamente preparado para perder todo y regalar todo. Luego de dejar Ethereum yo no tenía nada, la reputación fue dañada, no mucho dinero, nadie quería trabajar conmigo, nadie llamó por teléfono durante dos años enteros, fue horrible. Así que yo estaba en un lecho de roca en esa experiencia, y mirá ahora donde estoy, construí todo el camino hacia arriba sobre eso. Eso no fue por accidente, me rodeé de gente asombrosa, ¿por qué la gente asombrosa se querría rodear así misma conmigo?, si yo era ese gilipollas narcisista que sólo dice “yo, yo, yo”, todo sería relaciones transaccionales, sería “bueno, obtener lo más que se pueda y correr fuera lo más rápido posible”. En su lugar fue “yo voy a invertir en vos”, y quizás ganaré, quizás no ganaré, pero yo seré el último tipo en dejar el bote, si nos estamos congelando hasta la muerte vos obtenés mí abrigo y yo simplemente lidiaré con el frío, ese tipo de mentalidad, tenés que tener eso. Yo lo obtuve de mi papá, él lo obtuvo de su papá, mí abuelo y bis abuelo crecieron en Montana, eran producto de casa de campo, muy áspero Montana, mucha gente se congeló hasta la muerte o fueron comidos por animales, o algo, o le dispararon los vecinos, y nadie investigó nada, porque es Montana.

Así que de la única manera en que sobrevivís es cuidándose entre sí, siendo un buen miembro de esa comunidad, y si alguien se vuelve grande tenés este deseo implícito de ir, devolver, ocuparse de la comunidad de la que venís, e invertir en esa comunidad. Yo vengo de la comunidad matemática, nunca completé un doctorado pero una de las cosas que estoy haciendo es poner 20 millones de dólares, establecer un centro para realizar comprobación automatizada de teoremas, e invertiremos pesado en Lean, porque estoy súper emocionado de mecanizar las matemáticas y hacerlo entendible por máquinas. Conozco a todos estos muchachos que hacen este trabajo, todos estos matemáticos y científicos de computación, nadie les presta atención, son como el hijastro pelirrojo de las matemáticas, viven en los límites, en la periferia. Mientras tanto son súper apasionados, y aman absolutamente lo que hacen. Si sólo tuvieran los recursos adecuados, dentro de 50, 100 años, lo que están haciendo probablemente se puede convertir en el modelo dominante acerca de cómo hacer matemáticas. Así que yo ahora estoy en una posición en la que tengo los medios financieros para ocuparme de estos muchachos. Así que todo lo que tengo que hacer es llamarlos y decir “¿hey, te gustaría trabajar”, “oh, absolutamente”, corto un cheque y está hecho.