🇪🇸 ¿Cuál es el problema Quick de Tyson en Twitter? | CH 29 May 2020

:es: Transcripción al español de un fragmento de “Surprise AMA 05/29/2020”

Del minuto 00:03:03 al 00:10:35 del video original

Publicado en el canal de Youtube de Charles Hoskinson el 29 de Mayo de 2020

Enlace a la versión doblada al español


¿Cuál es el problema Quick de Tyson en Twitter?

Saben, su problema es que está viviendo en un ambiente donde sólo una opinión importa, está en San Francisco, hay una razón por la cual no establecí mi compañía en San Francisco, cuando eres un empresario piensas en estas cosas, dices “bien ¿a dónde quiero ir que tiene la mezcla correcta de acceso al capital, talento, buena mano de obra”, este tipo de cosas y San Francisco ciertamente es un un gran lugar para eso, pero tiene una terrible terrible cultura monolítica, tienes que decir cosas, pensar cosas de cierta manera y si no sigues eso eres el enemigo, no hay lugar para debate, no hay lugar para la tolerancia, es el menos tolerante de todos los lugares si no bebes de un cierto lugar. Ves, al final del día no soy un partisano, como mencioné en mi video anterior, paso una gran cantidad de tiempo corriendo por todo el mundo, estuve en más de 50 países, regularmente trato con jefes de estado a lo largo de todo el espectro político, ya sea que sean hiper capitalistas o hiper socialistas, en algunos casos dictadores de por vida. Así que cuando vives en ese tipo de ambiente tienes tus opiniones políticas personales, pero luego tienes tus realidades políticas que tienes que atravesar. Pero una cosa que trato de mantener, a pesar del hecho de que tenemos tal diversidad política, son principios básicos sobre cómo pienso que las personas deben ser tratadas y aquellos principios se reflejan en el ambiente de trabajo que tengo en mi propia empresa, en la forma en que tomo decisiones sobre el personal y los esfuerzos que ponemos en nuestros protocolos y productos. Y tratamos de potenciar a las personas, permitir a las personas y nos preocupamos mucho por la gente que tiene menos entre nosotros, tenemos una prueba muy simple para los protocolos que diseñamos, tienen que ser justos y justos significa que no importa de dónde vienes, la geografía en que has nacido, no importa si ganaste la lotería genética o no, tienes igual acceso e igual derecho al sistema que Bill Gates y Jeff Bezos. No puedes predecir estas cosas, algunas personas nacieron con discapacidades terribles, algunas personas nacieron en lugares sin internet, una terrible infraestructura y una pobreza absoluta y no deberíamos crear una sociedad en un mundo donde si tienes suerte es la única manera para que puedas vivir bien, deberíamos crear un mundo en el que, debido a la asombrosa tecnología que tenemos y todo el progreso social que hemos hecho, que no importe dónde nazcas o cuál sea la historia de tu vida, tienes algo que puede permitirte vivir bien, cómodamente y con dignidad.

El punto de estos protocolos es que pueden entregar esto al mundo, lo hacemos sin el uso de la fuerza, una de las razones por las que desprecio el socialismo, comunismo, estos sistemas y son sólo sabores de ello, es que estos sistemas tienden a ver el mundo en términos muy draconianos, crean una súper poderosa entidad central que llega a decidir lo que es justo y luego toma de un grupo y se lo da al otro grupo, todos gritando equidad. En algunos casos esto funciona, pero en muchos casos es un grupo hiper centralizado, se pone realmente realmente corrompido y entonces empiezan a reasignar cosas, no basados en la necesidad o sabiduría o juicio, pero basados en acceso político y vimos esto con la Unión Soviética y ese es el ejemplo más extremo, 100 millones de personas murieron, eso es sólo el hecho del siglo 20, fue una cosa repugnante y terrible y nadie parece querer realmente volver a revisar eso o dicen “oh bien, era sólo un sabor diferente y nuestro sabor es genial y muy misericordioso”. Y entonces ellos señalan a ciertos países y dicen “bien, estos son grandes ejemplos de lo que queremos” y luego descubren que esos países son bastante capitalistas cuando en realidad arrancas las capas de ellos. Así que, ya sabes, es una cosa interesante y paso mi tiempo mayormente enfocado en las tuercas y pernos de la infraestructura de la sociedad y tengo mucha fe en la gente y confianza en la gente. Esta es otra diferencia entre San Francisco y yo, sabes, los derechos de las armas son un gran ejemplo de eso, todo el punto de decir que la gente debería tener armas o que se les permite tenerlas es decir “confío en mi vecino” de eso se trata realmente, “confío en ti lo suficiente para que puedas tener algo que podría matarme pero aún así estoy de acuerdo con que lo tengas, porque creo que eres una persona madura racional”. Cuando empiezas a tener una sociedad que se desmorona, normalmente los males de eso se derivan del hecho de que pierdes la confianza en la gente, miras a tus vecinos no como amigos pero como potenciales competidores o enemigos o gente que está en contra de ti. Y hay miles de otras cosas que podrías mirar donde empiezas a perder tacto con la gente y dejas de pensar en la comunidad local, dejas de pensar en las personas como bienes o personas que pueden trabajar contigo, ayudarte y empiezas a decir “no puedo confiar en nadie, así que necesito construir sistemas que son intrínsecamente paranoicos y empezar a tomar cosas lejos de la gente de forma proactiva para que se protejan mutuamente”. Te recordaré que Suiza, por ejemplo, es un país amigo de las armas en cierto modo, confían a sus ciudadanos con armas de grado militar y los entrenan sobre cómo usarlas y tienen una de las tasas más bajas de violencia con armas de fuego, porque la sociedad funciona de una manera particular, no es la única manera de hacer las cosas, pero es algo en lo que pensar, es una forma diferente de ver estos problemas particulares. Pero a menudo no comento al respecto, excepto cuando veo que la gente está empezando a sufrir la propaganda, como hice en mi video hoy, está llegando a un punto realmente malo en el que la gente es incapaz de escuchar opiniones opuestas. Solíamos tener un dicho que puedes estar en desacuerdo sin ser desagradable, pero ahora ha llegado al punto en el que eso es imposible. Si no estás de acuerdo, no es porque tengamos diferentes valores, o somos diferentes personas o miramos al mundo de forma diferente, es porque eres una persona malvada que quiere hacerme daño y la única opción que tengo es destruirte para evitar que me hagas daño con tu opinión perjudicial, ahí es donde estamos.

Esta tecnología no funciona si la sociedad ha retrocedido hasta ese punto, simplemente no tienes las herramientas cognitivas, las herramientas sociales para ser confiado con cosas tan poderosas como tu propio dinero, tu propia privacidad, tu propia identidad. Esto no tiene las pilas incluidas, no hay custodios aquí, el punto de las criptomonedas es empujar el poder a los bordes y con gran poder viene gran responsabilidad, como el tío de Spiderman nos recordó. Y la gran responsabilidad es la responsabilidad de ser auto soberano, ser dueño de tu propia vida y usar estos poderes con gran sabiduría y aún así tratar de construir colectivamente una sociedad mejor a pesar del hecho de que puedes causar gran daño. Ese es un pensamiento aterrador para personas que no tienen fe y confianza en la humanidad y estos grandes centros de tolerancia como San Francisco, ellos tienden a olvidar eso y tienden a gustar de la hiper-centralización, es por eso que Twitter y Facebook y todas estas otras compañías que han salido de esos ámbitos, tienden a mirar como se ven y tienden a retroceder y convertirse en estas entidades distópicas hiper centralizadas de arriba hacia abajo que básicamente te dicen lo que es mejor para ti, ok, así que esa es la respuesta para esa pregunta.