🇪🇸 Discurso de Charles Hoskinson en Binance Blockchain Week Dubai | BTFB [X Stake Pool] 28 Mar 2022

:es: Transcripción al español de “BinanceBlockchainWeek in DUBAI 2022 チャールズホスキンソン氏 基調講演 Charles Hoskinson Keynote Speech”

Publicado en el canal de Youtube BTBF [X Stake Pool] el 28 de Marzo de 2022

Enlace a la versión doblada al español


Es excelente ver cómo la tecnología blockchain está cambiando la vida de la gente alrededor de todo el mundo. ¿Qué tenemos a continuación?

Gracias por preguntar, a continuación tenemos un discurso final antes de nuestro almuerzo, esta definitivamente es una sesión, damas y caballeros, que no se quieren perder. A continuación tenemos al CEO y fundador de IOHK, el señor Charles Hoskinson, un aplauso damas y caballeros. Vamos damas y caballeros, más alto, más alto, más energía en el salón, ahí vamos.

Charles: Hola a todos, siento el entusiasmo radiando fuera de ustedes. Bienvenidos a Dubai, seca y desértica Dubai, amo este lugar, es divertido estar aquí. Suelo hablar todo el tiempo, ya he ido a más de 70 países, en 2016, 17, 18 estaba en el circuito de conferencias hombre, hablaba 200 días al año. Pero los últimos dos años, debido a Covid, no tuve la oportunidad de viajar, así que es bueno estar fuera otra vez, es bueno ver de vuelta el mundo. Eventos recientes realmente han mostrado por qué lo que hacemos como industria es tan valioso. Hablamos un montón acerca del token de la semana, hablamos un montón acerca de NFTs, DeFi, RealFi, la ensalada de palabras de cosas, el mundo cambia pero siempre es la misma prisa. Pienso, ¿cuál es el punto de lo que hacemos, por qué hacemos lo que hacemos? La tecnología blockchain en su núcleo es acerca de confianza, entre gente que no confía entre sí. Lo que hacemos como industria es permitir al mundo trabajar juntos de manera un poquito diferente. La otra noche estuve en la apertura de la embajada de Barbados, aquí en Abu Dabi, y hablaron un montón acerca de cómo solucionar problemas de comercialización, ambientales, ¿cómo una pequeña nación como Barbados, que está impactada por las decisiones de grandes naciones, como los Estados Unidos, China, Rusia y otros, de alguna forma obtiene igualdad de condiciones, de alguna forma tiene las cosas hechas de la manera correcta? Eso es lo que nosotros hacemos como industria, en el núcleo de nuestra tecnología, ya seas un fan de Bitcoin, de Ethereum, de Cardano, no importa, es esta idea de igualdad, de justicia, de reciprocidad. Todas y cada una de las personas es tratada de igual manera. Todas y cada una de las personas tiene el mismo acceso al sistema que el más poderoso entre nosotros, es algo que a menudo se olvida. Mientras vemos a la tercera generación de blockchains volverse más poderosas, más frecuentes, más omnipresentes, tenemos que comenzar a tomar algunas incómodas, difíciles y filosóficas decisiones, acerca de cómo funciona nuestra tecnología. Cuando te movés más allá del confort de Bitcoin, su homogeneidad, la prueba de trabajo, a otros sistemas, comenzás a entretener la idea de que no todo el mundo va a tener una copia de la blockchain, comenzás a entretener la idea de que quizás haya algunos nodos especiales, actores especiales en el sistema. Luego, cuando hacés eso, ¿en qué punto has cruzado el umbral donde ya no es descentralizado, ya no sos más una criptomoneda, ya no sos el árbitro de confianza, y a todas las personas se les garantiza igual acceso? Estando en el espacio por ocho años me dí cuenta de que no tenemos buenas definiciones para cosas básicas, ¿cuántas personas aquí pueden verdaderamente definir qué es descentralización, qué es descentralizado, es Bitcoin, Ethereum, Linux es descentralizado, qué significa? Hablamos de rendimiento, ¿cuánta gente aquí puede tener una asombrosa conversación acerca de qué significa tener alto rendimiento, qué son las transacciones por segundo?, especialmente cuando tenés diferentes modelos contables, lenguajes de script y todos estos matices. Estas sólo son dos cosas fundamentales, rendimiento y descentralización. Ni siquiera mencionar la noción de responsabilidad inclusiva, esta idea de que podés comprobar el trabajo del otro. Desde el mismo principio Bitcoin tuvo eso construido dentro, una utopía, de que cuando alguien te envía una transacción, vos y vos sólo sos todo lo necesario para ser capaz de verificar eso, asegurarte que no ha sido gastado dos veces, asegurarte que los tokens existen, este tipo de cosas.

Ahora estamos 13 años dentro, acelerando, estamos intentando hacer que esta tecnología funcione, no para unos pocos sino para los muchos, los millones, los billones. Lo que significa que todos los días habrán millones de transacciones. Todos los días difíciles problemas serán traídos, como tu identidad, privacidad. Los gobiernos están regulando criptomonedas, pasamos algo de tiempo en El Salvador, vimos a Bukele introducir Bitcoin al mundo de estados nación, hemos visto toda clase de gobiernos tomar posiciones en Bitcoin, entre otras criptomonedas y están diciendo “¿cómo regulamos estas cosas, en qué punto podemos revertir una transacción?, pensé que nunca podíamos hacer eso, quizás podemos, ¿en qué punto podemos congelar tus fondos, de anonimizar cosas, ¿se nos permite hacer eso, si, no, en dónde te parás vos, dónde están tus principios en esto?”. Se vuelve un poco lechoso, especialmente cuando hablás de la dificultad de gobernar el mundo. Nuestra industria está en la torpe adolecencia ahora. Comenzamos con idealismo, comenzamos con una creencia de que podíamos reinventar todo, al igual que aquellos que vinieron antes que nosotros. Hace mucho, en 1970, la gente estaba escribiendo cosas como el catálogo del planeta, hablando acerca de cómo redes de información, una vez propagadas, permitirían a la información fluir a cualquier lugar del mundo, instantáneamente. Luego vinieron los 80 y 90, internet entregó estas promesas, para todos los consumidores. Y luego tuvimos que tomar difíciles decisiones acerca de cómo gestionamos esta internet, cómo obtenemos consumidores, comercialización, vino la web2, ¿y qué nos dió la web2?, Facebook, Google, Amazon, estas organizaciones Goliat que parecen saber más de nosotros que las agencias de espionaje, y tienen más poder colectivo acerca del flujo de datos y tu acceso a servicios web que lo que tiene la ITU, el órden mundial.

Y ahora estamos mirando el mismo conjunto de problemas revisitados con blockchain. Está aquí para quedarse, es una industria de varios trillones, vos estás aquí, pagaste un ticket, estás interesado en este espacio, quizás estás aquí por NFTs, el metaverso, quizás estás aquí por DeFi, por Zanzibar intentando dar acceso a internet a la gente. No importa de dónde venís, por qué venis, estás aquí. Y el problema es que a diferencia de Web2 y Web1, no hay líder, no hay compañía canónica, no hay grupo de gente que toma estas decisiones por vos. Si somos verdaderamente descentralizados, si somos un ecosistema verdaderamente abierto, nosotros colectivamente tenemos que juntarnos de alguna manera y resolver esto nosotros mismos. Tenemos que escribir alguna clase de constitución para estas cosas, tenemos que decidir cuáles son los derechos para el uso de criptomonedas y tecnología blockchain.

Si estás aquí sólo para hacer dinero, esta tecnología no importa, no significa nada, y perderás todas las cosas que la hace especial, en el intento de perseguirlo. Porque, ¿por qué no?, es difícil, la integridad es difícil, la descentralización es difícil, es costosa, la complejidad de los protocolos es extrema, tantas cosas pueden salir mal, es frustrante tener que lograr consenso. Sentado en una habitación con siete personas, seis de las cuales no te gustan y la mayoría tiene que tomar una decisión, vos me decís, ¿es esa una tarde divertida, realmente vas a disfrutar la conversación de la cena?, no. Y esa es la realidad a escala de millones a billones, eso es verdaderamente lo que está en la etiqueta, para criptomonedas.

Así que habiendo estado en este espacio por casi una década ahora, mirando la evolución, crecimiento, de Bitcoin estando a un dólar, todo el camino hasta 64 mil, mirándolo crecer de sólo unas pocas personas que incluso podías alimentarlas con dos pizzas, quizás tres. A tener criadores de camellos en Mongolia teniendo Bitcoin, criptomonedas, viendo estados nación abrazándolas, estamos entrando a una nueva era. La realidad es que los protocolos se están volviendo lo suficientemente buenos para realmente servir las necesidades de millones a billones. En el horizonte tenemos prueba de participación de alto rendimiento, snarks recursivos, hermosos puentes con protocolos de segunda capa, la tecnología está ahí, o está llegando ahí. En los próximos 24 a 36 meses muchos de estos protocolos se están encendiendo, y ya están comenzando a servir a la corriente principal. Cuando mirás a algunas de las compañías más grandes, como Coinbase y otras, tienen decenas de millones de clientes, en unos pocos años más hablaremos de cientos de millones, sino billones. Así que hemos llegado a un punto donde tenemos la atención del mundo. Al igual que en los 90 llegó a un punto donde internet también tuvo la atención del mundo. Y debemos, como industria, decidir si queremos aprender del pasado o si simplemente queremos permitir que ocurra otra vez. Hay dos caminos delante nuestro, uno mantenemos nuestra integridad, miramos la descentralización, intentamos definir estas cosas, entender estas cosas. O dos, lo ignoramos, en cuyo caso, los ganadores del conflicto de los próximos 5 a 10 años, tendrán custodios, tendrán llaves de custodio, algoritmos de consenso altamente centralizados, altamente optimizados que pueden ser reseteados en cualquier momento. Los pocos estarán en control de los muchos, esta es la decisión. Y yo no tomo esa decisión, mientras hablo de esto a menudo, vengo a estas salas, todos ustedes lo hacen. Esa es la verdadera magia, lo que la hace tan especial, todo su crecimiento, su valor, poder, sus aplicaciones, estas cosas vinieron de gente en estas salas, y salas exactamente como estas. Ustedes son los constructores, y por lo tanto son ustedes los que deciden, qué decidís construir, cómo escoges construir, cómo decidís asociarte, las cosas que vos valoras en última instancia decidirán el carácter de esta industria. Moxie Marlinspike hace no mucho escribió un gran artículo que mostró la verdadera naturaleza de Web3, es un tipo interesante, creó el protocolo Signal, imagino que muchos de ustedes utilizan Signal, así que es bastante inteligente acerca de seguridad de la información. Y dijo “bueno, si esta cosa web3 es real, yo debería hacer algunas cosas, ¿que tal si emito un NFT, cómo utilizo Metamask, cómo utilizo esta infraestructura de la que todo el mundo habla? Y en el artículo, para su horror, descubrió que dos compañías deciden casi todo lo que ves y cómo interactuás con algo que supuestamente es descentralizado, hasta el punto en que si sos deslistado de OpenSea, a pesar del hecho que el NFT vive en la blockchain Ethereum, no tenés acceso a él, archivo no encontrado, ¿es eso descentralización, es esa la promesa web3 que ha sido inculcada e impulsada dentro nuestro? No, ¿pero por qué lo hicieron?, costo, competencia, consumidores, ¿cierto?, querés clientes, querés dinero, querés tarifas bajas, querés adopción. Así que esa es la fea adolescencia, terrible adolescencia del espacio de criptomonedas. Hace mucho tiempo, en el mundo de internet, todo el mundo era su propio servidor, todo el mundo ejecutaba su propia infraestructura, era bastante común en 1980, pequeño club, querías enviar un email a alguien, los buscabas en un libro, algunas personas todavía tienen esos libros. Y se dieron que los consumidores no ejecutarían sus propias bases de datos, sus propios servidores, no puedo decirte cuánta gente en el ecosistema Cardano se queja acerca de Daedalus, “es demasiado lento, está muy hinchado, es demasiado ineficiente”, estás ejecutando una base de datos, estás ejecutando un servidor, de hecho sos un nodo completo de la red, no sólo una billetera. Y dicen “sí, bien, ¿pero podemos deshacernos de todo eso?, sólo tener un botón, hacerlo simple, fácil”. Pero, si solucionamos ese problema, aquí está la magia de ello, cambiamos no sólo el espacio de criptomonedas, pero cambiamos todo el mundo. Esta tecnología no es sólo acerca de mover valor alrededor, es acerca de tu voto, tu voz, tu identidad, tu privacidad, el agua que bebés, los ganadores y perdedores, los mercados con los que interactuás, tu puntaje de crédito. Toda institución de la que dependemos, desde las universidades, la industria fintech a la industria de cuidado de salud, de alguna manera será impactada y tocada por las cosas que nosotros construimos. Todos y cada uno de ustedes, ahora, por primera vez en tu vida, tenés un decir sobre ello. Las cosas que construímos, los principios que tenemos, si funciona aqui en cripto, en 10, 20, 30 años, se filtrarán a través de la sociedad en su conjunto. Nuestra habilidad para trabajar juntos, nuestra habilidad para gobernarnos, nuestra habilidad para juntar estas piezas, en última instancia decidirán cómo se ve el mundo. A mí, de una vez por todas, me gustaría vivir en un mundo de paz, integridad, un mundo donde conservamos los frutos de nuestros labores, podemos escucharnos y trabajar juntos, pero tenemos que resolver, como industria, si eso es posible. Y si lo resolvemos aquí, lo resolvemos para todos. Como he dicho, hace 8 años atrás, cuando hablé en Ted, creo que el futuro será descentralizado. Gracias a todos por escuchar, tengan un maravilloso día.