🇪🇸 Sobre la Naturaleza de Propagandizar y el Daño a la Mente | CH 21 Dic 2023

:es: Transcripción al español de “On the Nature of the Propagandized and Damage to the Mind”

Publicado en el canal de Youtube de Charles Hoskinson el 21 de Diciembre de 2023

Enlace a la versión doblada al español


Transmitiendo en vivo desde la cálida y soleada Colorado, siempre cálida, siempre soleada, a veces Colorado. Hoy es 21 de diciembre de 2023 y quiero hacer un video para hablar sobre un tema que me toca de cerca y es algo que está afectando a cada persona. Es algo que realmente es difícil de superar y, desafortunadamente, está causando un enorme daño en los Estados Unidos. Así que permítanme compartir mi pantalla rápidamente. Hay un tuit que vi y que me hizo pensar en esto. Wuaaa. Es de Gary Golden, uno de los miembros de Cardano en la comunidad, un buen tipo, y dice que el riesgo número uno de Cardano es que Charles sienta la necesidad de comentar sobre la política caótica. Él no es Cardano, pero para líderes no cripto, él es Cardano, independientemente de cuán neutral puedan ser sus principios o piense que son. Los comentarios se reinterpretan. No necesitamos escuchar tu voz en todo.

Esto es en respuesta al video que hice sobre los peligros de que la Corte Suprema de Colorado decida inventar de la nada una eliminación del debido proceso para restringir a las personas el acceso a la boleta electoral. Y esto plantea un punto más amplio sobre lo que sucede en un entorno político, un culto, o en cualquier sistema social donde uno está expuesto repetidamente a propaganda o noticias falsas, desinformación o cualquier noción que se pliegue y construya de manera de provocar una respuesta emocional en las personas. Realmente cambia tu cerebro. Hay estudios que muestran que si estás expuesto repetidamente a desinformación o propaganda, cosas destinadas a hacerte enojar una y otra vez a través de muchos medios diferentes, realmente comienza a afectar tu neurobiología, tu química cerebral y te hace más susceptible a tener una reacción negativa visceral cuando te exponen a cosas que has sido entrenado para odiar.

Entonces, en Estados Unidos la políticoa se ha vuelto tan divisiva y tan armificada que la gente está llegando a un punto donde es realmente imposible ser objetivo o extremadamente difícil ser objetivo, y nadie es completamente inmune a esto, nadie, yo incluido. Entonces, en el tema de Trump, las personas que lo odian lo odian tanto que no hay realidad en la que cualquier cosa que él toque, diga o le suceda pueda ser vista de manera positiva, incluso si tienes principios arraigados y crees en el estado de derecho y la aplicación igualitaria de estas normas.

Ahora, la propaganda se utiliza en todos los lados. El Partido Republicano lo utiliza, un buen ejemplo es Hillary Clinton. Realmente es difícil para muchos estadounidenses de derecha decir algo bueno sobre Hillary Clinton en cualquier contexto. La ven básicamente como el diablo, y eso es por diseño, es cómo se ha armificado la política. El desafío para nosotros es que esto no se detiene con los candidatos presidenciales. Se está extendiendo hacia todo el discurso público, es una herramienta y táctica que se usa una y otra vez y se amplifica a través de las redes sociales para impactar a cada persona.

Para las instituciones académicas, para las filosofías políticas, para la filosofía social, para las filosofías religiosas, está haciendo que las personas se radicalicen mucho más. Y el desafío es que si esto continúa persistiendo, no puedes existir en un modelo deliberativo donde las personas negocian y llegan a compromisos entre sí. Porque si crees que la persona al otro lado no es humana, es malvada, y todo lo que hace está mal, cada cosa que dice está destinada a lastimarte, como un monstruo, ¿cómo puedes negociar con esa persona? ¿Cómo puedes comprometerte con esa persona? ¿Cómo puedes cederles el 40% de lo que quieren, que es el 40% de dañar a tus hijos, el 40% de dañarte a ti, el 40% de tomar tu casa o engañarte? El viejo refrán de “no te comprometas con el mal” es donde estamos, y es generalizado en todos los elementos de la sociedad.

No debería ser muy controvertido decir que quizás deberíamos seguir la Quinta Enmienda y tener debido proceso para cada estadounidense, independientemente de lo desagradables que puedan ser. Ted Kaczynski envió bombas a personas, el bombardero de Oklahoma City mató a tantos estadounidenses en un acto atroz, el atentado del World Trade Center de 1993, asesinos en serie que son monstruosos en los actos que realizan, y sin embargo, seguimos dándoles debido proceso como estándar en el estado de derecho. Pero aparentemente, no tenemos que hacer eso ahora para oponentes políticos, y aparentemente no hay nada de malo en que se arresten a opositores políticos, ¿por qué? Porque recibimos tanta propaganda que no podemos ver más allá de ciertas cosas, y tiene que ser que cualquier cosa que le suceda al enemigo malo es buena, independientemente de las consecuencias sociales a largo plazo de esas acciones, independientemente de lo malo que pueda ser esto para la integridad de una nación en su conjunto, y no parece que entendamos que cuando habilitas y empoderas herramientas y técnicas que rompen las normas sociales, entonces permites que se utilicen en ti en algún momento en el futuro, porque ahora está bien. No hay ninguna regla que diga que solo se usará esta vez en esta persona.

Ese es el peligro de empoderar a la burocracia con la capacidad de destruir la libertad. Hablo de estas cosas porque creo que son muy importantes, son momentos de enseñanza, pero soy plenamente consciente de que estamos llegando a un punto en la sociedad donde si pareces estar del lado de alguien por principios, automáticamente entran en una mentalidad de que ahora estás del lado del enemigo, estás de acuerdo con cada cosa que hayan dicho o hecho, y ahora eres el enemigo también. Es bastante triste, pero desafortunadamente es donde estamos, y las personas están cognitivamente afectadas. No te enfadas por estas cosas, pero comprendes la ciencia neural, la neurobiología. No es culpa de la persona que se enoja contigo por eso, porque sus cerebros están dañados físicamente por la exposición repetida a la propaganda una y otra vez y otra vez. Es una discapacidad real, al igual que estos teléfonos, tienen otra consecuencia neurológica profunda, están reformando nuestros cerebros y pirateando nuestra dopamina de tal manera que está destruyendo sistemáticamente nuestra capacidad de atención y nuestra capacidad de aprender y retener información. Es realmente extraordinario. Se supone que deben traer una era dorada en la que tenemos una supercomputadora en nuestro bolsillo que puede hacer todo, pero debido a que nos hemos vuelto adictos a la estimulación, nuestra capacidad para realizar un trabajo profundo disminuye en gran medida y nuestra capacidad para formar y retener las cosas que leemos disminuye en gran medida.

Lo cual es por qué año tras año el rendimiento académico está empezando a disminuir en el rango de la educación primaria a la secundaria y en el espectro de la educación superior, y por qué la gente está empezando a consumir información desde libros y podcasts de formato largo a fragmentos cada vez más cortos. Mi generación creció con YouTube y, en promedio, las personas miran de 8 a 10 videos por hora. La siguiente generación creció con YouTube Shorts y TikTok y consumen de 40 a 60 piezas de información en una hora. Así que piensa en esto, ¿qué significa para la forma en que se presenta la información y tu capacidad para comprender algo que requiere un tiempo de atención a largo plazo? No está ahí. Así que esta cultura adicta a la dopamina que tiende hacia los extremos y la indignación, combinada con los impedimentos de la propaganda que desgastan nuestra capacidad para analizar críticamente las cosas, ha creado una especie de tormenta perfecta para la radicalización de las personas. Ahora, no cambiará mi comportamiento. Lo que está bien es lo correcto y cuando veo cosas que creo que son catastróficamente dañinas o perjudiciales para la sociedad, haré un video y hablaré al respecto. No porque apoye a una persona en particular, sino porque entiendo las consecuencias de dañar la integridad de las instituciones y sistemas. Sabes, al final del día, no soy una persona particularmente política. No me levanto por la mañana pensando que mí persona tiene que ganar. Solía cenar con senadores demócratas; tengo una carta aquí de uno de ellos y hablo con congresistas todo el tiempo. Hemos hablado con personas del despacho del gobernador Polis. No es un tema de izquierda o derecha, pero en este momento, el liderazgo del Partido Demócrata en los Estados Unidos parece estar encantado con Elizabeth Warren, y el Departamento del Tesoro ha facultado a individuos para intentar destruir la industria de las criptomonedas.

Es difícil no ser político cuando un partido político intenta aprobar leyes que harían ilegales a Bitcoin, Ethereum y otras cosas mediante una interpretación excesiva de la definición de intermediario. Es difícil no ser político cuando un partido político ha permitido que una agencia reguladora diga que todo, excepto Bitcoin y Ethereum, es un valor; los hechos y circunstancias no importan particularmente. Si no podemos ganar en demandas contra las capas uno vamos a demandar a los exchanges, y luego iremos tras DeFi, y tal vez luego vayamos tras billeteras no custodiadas. Es difícil no ser político cuando la Operación Choke Point 2.0 está en marcha y sistemáticamente están excluyendo a personas del sistema bancario, incluso a bancos con carta estatal como el banco de Caitlin Long en Wyoming, Speedy Bank Custodia. No pueden obtener una cuenta principal con la Reserva Federal y tienen que litigar con ellos cuando tienen una obligación constitucional y federal de dar cuenta a un banco estatal legal.

Esto no se trata de no estar de acuerdo con las políticas de otra persona; se trata de alguien que ha utilizado al gobierno federal para atacar toda una industria. La única opción es tratar de descubrir cómo trabajar dentro de ese marco. Si el partido de oposición apoya deshacer estas políticas desastrosas, por supuesto los apoyamos, pero es por necesidad, no por deseo. Uno trata de mantenerse neutral en estas cosas, porque no hay razón para sumergirse en el pantano de estas cosas. Por otro lado, cuando veo que el mundo se desmorona a mi alrededor, tengo que hablar al respecto.

Estoy profundamente preocupado por la Generación Z y por la sociedad en general. Cuando era joven, vi una película navideña, la navidad viene en unos días, “Mi pobre angelito”, y hay una escena de compras donde compra algunas cosas en el supermercado. El costo de esos comestibles creo que era alrededor de $19 y algunos centavos. Si compras las mismas cosas en la cesta hoy en día, en King Soopers, sería más de $70. Esa película no fue hace mucho tiempo. Esto no es como “Cuento de Navidad” o algo así, no es una película de John Wayne de los 60. Crecí con eso, no soy tan viejo. Si algo tan básico cuesta mucho más hoy, muestra cuán dañada está nuestra moneda. Las implicaciones de eso son que se vuelve cada vez más difícil para las personas comunes sobrevivir, comprar una casa, un automóvil, prosperar en la sociedad, mejorar y empezar un negocio, y en última instancia, vivir el sueño americano. No es solo un fenómeno en Estados Unidos, es igual en Europa y en la mayoría del resto del mundo.

Es por eso que las cosas están empezando a volverse más caóticas. Nos acercamos a un colapso monetario global con más de 30 trillones de dólares en deuda nacional. Cuando comencé la universidad, teníamos 4.5 trillones de dólares en deuda nacional. Es realmente extraordinario ver cuánto hemos avanzado en tan poco tiempo. En lugar de tener una conversación nacional sobre cómo salir de esto, ahora es un juego de divisiones y políticas destructivas y odio, y a la única industria que parece importarle es la nuestra, estamos tratando de resolver el problema.

Llevamos décadas rogando por dinero sólido, por transparencia y por instituciones de alta credibilidad para estar a cargo de nuestra identidad, nuestra propiedad, nuestros datos, y para poder auditar y verificar que lo que nos dicen es verdad. Consentimiento, identidad y activos, es tan simple como eso. En lugar de eso, año tras año empeora. Decimos que no vamos a tener una revolución, una guerra civil o una insurrección, solo vamos a crear nuestro propio dinero, nuestros propios sistemas de votación, nuestros propios sistemas de propiedad y registros de verdad, porque ya no podemos confiar en los que los gobiernos nos dan, porque están empezando a desmoronarse. Y de repente, cuando empezamos a tener éxito, a pesar de que durante 14 años ha habido un brutal asalto por parte de los medios y la clase intelectual, como Paul Krugman y otros, Bitcoin ha sido declarado muerto más de cien veces, de repente Elizabeth Warren y el gobierno deciden unirse para atacar a las criptomonedas con declaraciones absurdas de que de alguna manera esto beneficia a Hamás, de alguna manera esto ayuda a los terroristas. No creo que las personas que viven en túneles en una zona de guerra estén preocupadas en este momento por minar Bitcoin. Creo que tienen preocupaciones ligeramente diferentes en este momento. Y no creo que LocalBitcoins esté sirviendo a Gaza en este momento. Realmente no lo creo. Sin embargo, esa excusa simplista se está utilizando para justificar uno de los mayores excesos del gobierno en nuestra vida para destruir las herramientas de la libertad. Ahí estamos, y no se equivoquen, sucederá. Si no es con esta administración, será con una futura. Si no estamos conscientes y políticamente astutos y luchamos por nuestros derechos todos los días, tenemos que seguir escribiendo código, reclutando personas, haciendo crecer el ecosistema. Si no hacemos eso, si dejamos que esto se desacelere, nos encontraremos al otro lado de un colapso monetario y el totalitarismo en todas partes, a donde sea que miren. Eso es una garantía del 100%. Llévenlo a casa. Y no nos sirve de nada sucumbir a la propaganda, y no nos sirve de nada permitir que las herramientas a nuestro alrededor nos distraigan a tal punto que no podamos comprender verdaderamente lo que importa.

Donald Trump es un hombre, Joe Biden es un hombre. Ambos son muy mayores y en un período muy corto morirán de vejez o de alguna dolencia crónica o demencia. Eso es lo que va a suceder. Lo hemos visto suceder a Ronald Reagan, lo hemos visto suceder a Gerald Ford. Va a suceder, así es como funciona la vida, así son los humanos. Y nuestra totalidad de creencias políticas se reduce a uno es bueno y otro es malo y nada más importa. Y no tenemos deber en una república constitucional de estar informados y luchar por preservar y proteger nuestras libertades básicas dadas por Dios, entonces nos merecemos todo lo que viene hacia nosotros. Esta sociedad solo dura mientras las personas la defienden. Y lo mejor que puedes hacer ahora no tiene nada que ver con tu apoyo político a un partido, ya sea republicano o demócrata. Es invertir, construir y hacer crecer las herramientas de la libertad. Eso es lo mejor que puedes hacer. Y el conjunto número uno de herramientas de libertad es la tecnología blockchain, cuando pensás al respecto, esta es la cosa más fundamental. Estas son las herramientas de votación, de tu identidad, de todos tus datos y activos, y en última instancia, la definición misma de la verdad objetiva y realidad. No importa si es Bitcoin, Ethereum o Cardano. Obviamente, en la industria tenemos diferencias personales y tecnológicas, pero si es una blockchain verdadera, al final del día es un tablero de anuncios confiable. Es un libro mayor que es inmutable, con marca de tiempo y auditable, y se puede usar para preservar y proteger tus activos si se usa adecuadamente. Es una verdad y un derecho fundamentales. La apertura de estos sistemas, tu capacidad de usarlos sin permiso, sin cumplimiento, sin que un tercero te diga qué puedes hacer con ellos, es cuánta libertad tienes. Y cada vez que alguien viene y toma un poco de eso, podrían estar quitando parte de tu cuerpo. Puede ser tu dedo meñique hoy, puede ser el índice mañana, quizás es tu pulgar, tu ojo izquierdo, o derecho, quizás es uno de tus oídos, eso es lo que están haciendo, están astillando el cuerpo de libertad. Este es un momento muy crucial en la historia humana, realmente lo es. Max Techmark lo llama la vida completa 3.0. Estamos comenzando a inventar herramientas, tecnologías y técnicas a una escala tal que cosas que eran inimaginables hace 20 años se convertirán en realidad en los próximos 10 años. Una de las empresas con las que trabajo está literalmente resucitando al mamut lanudo. No se detendrá ahí; otras empresas están ideando formas de prolongar la esperanza de vida humana, mientras que algunas están creando inteligencia artificial que no solo igualará las capacidades cognitivas humanas, sino que las superará a niveles sobrehumanos y las pondrá al alcance de todos a gran escala. Tesla probablemente construirá robots que puedan replicar el trabajo humano en cinco a diez años, según su actual ritmo de progreso con los Tesla Bots. Y estas son solo algunas de las cosas. Todas estas cosas son neutrales, ni buenas ni malas, pero si permitimos que unos pocos que no tienen los mejores intereses de la sociedad en mente tengan acceso a estas cosas, las usarán para preservar, proteger y empoderarse. Lo harán dividiéndonos, haciéndonos odiarnos y pelear entre nosotros, mientras ellos se afianzan. Y cuando despertemos, será demasiado tarde.

La única manera de evitar que esto suceda es ser nuestro propio banco, tener una identidad soberana, poseer nuestro propio dinero y tomar el control de los medios de producción. La forma en que funcionan todas instituciones gubernamentales, desde los sistemas electorales hasta cómo funcionan los sistemas de gobernanza, auditar instituciones. Debemos llevar tantas cosas como sea posible a sistemas descentralizados fuera del control del gobierno, dirigidos por y para la gente. Esa es la única manera de prevenirlo, porque con esos sistemas, colectivamente podemos decidir cómo utilizar de mejor manera la tecnología exponencial para beneficiar a la humanidad, porque de lo contrario, estas tecnologías caerán en manos del mismo grupo de personas que están completamente de acuerdo con guerras, colapsos monetarios, falta de libertad, CBDC emparejados con crédito social, y que deciden qué se te permite comprar, cuándo, cuánto y cuánto debes ganar, qué estás autorizado a iniciar en términos de un negocio, qué puedes aprender y qué es verdad y qué no.

Estas no son preguntas académicas. Todos acabamos de vivir a través de covid y nuestras libertades personales fueron radicalmente restringidas. Algunos tuvieron que quedarse en casa, a algunos no se les permitió ir a un restaurante sin mostrar papeles y documentos. No podías viajar libremente, algunos perdieron sus trabajos porque estaban en desacuerdo filosófico con un mandato. El mundo vio cuán rápido podía suceder eso, y eso fue solo una pequeña cosa, una pandemia que tenía una tasa de letalidad baja en general. Imagina cuán invasivo será un exceso de gobierno si nuestro dinero colapsa o surge un gran conflicto global, como entre Estados Unidos y China, que podría ocurrir antes del final de la década, o si surge una amenaza existencial como una IA descontrolada. Estas no son cosas académicas y como sociedad debemos hacer una pausa, alejarnos de la propaganda y darnos cuenta de que cada uno de nosotros está dañado por los medios masivos, por la forma en que funciona internet, por la forma en que funcionan los teléfonos celulares, y está afectando nuestra capacidad de pensar críticamente, prestar atención, prestar atención a las cosas apropiadas y entender qué significa ser humano y qué derechos tienes como humano.

Esta industria es una de las pocas en el mundo que parece estar despertando colectivamente a millones de personas a este hecho. El progreso que hagamos, para bien o para mal, es la luz guía que nos sacará de esto. Por eso sigo aquí. No estoy en mi rancho de bisontes en Wyoming, jubilado, créeme. No es realmente divertido despertar todos los días y ser brutalmente criticado, que escriban libros atacándote, personas que nunca te han conocido, que no saben nada acerca de ti. No necesito ese estrés. ¿voy a ganar más dinero? ¿Realmente cambia mi estilo de vida o situación? ¿Soy Tío Rico nadando en una pila de oro? ¿Realmente es ese el punto de todo esto? Estoy aquí porque no hay otro lugar en mi vida donde pueda ser más significativo que aquí y ahora. Estoy aquí porque esta tecnología que estamos construyendo es la única vez en mi vida, en tu vida o francamente en la vida de cualquier ser humano, que podemos liberar a todos y reconstruir la sociedad de la manera correcta. Y no puedo hacerlo solo, como una persona, una persona muy imperfecta. Necesito que todos ustedes vengan y aporten sus propias perspectivas, sus propios puntos de vista, su tiempo y su esfuerzo para ayudarnos. Cada persona trabajando juntos como un gran enjambre es el organismo más inteligente que el mundo ha visto.

Hoy asistí a un comité cívico en Intersect y fue increíble ver la retroalimentación que todos tenían y las contribuciones de todos. Puedes ver la buena voluntad allí. Hay muchas personas realmente buenas en el ecosistema de Cardano, y saben qué, también hay muchas personas buenas en el ecosistema de Ethereum, en el ecosistema de Polkadot, en el ecosistema de Algorand, en el ecosistema de Bitcoin. Hay muchas personas buenas y ya es hora de que dejemos de enfocarnos en las diferencias y comencemos a centrarnos en las cosas que nos unen y nos dan una humanidad común. Sus ideas son nuestras ideas y todos estamos en esto al final del día juntos. Realmente lo estamos, así que, habla en contra de las cosas que crees que están mal, habla, levántate y nadie debería tener miedo por un momento de expresarse. De lo contrario no vivimos en una sociedad. Así que gracias por escuchar, les deseo a todos una feliz Navidad y unas felices fiestas y en caso de que no los vea del otro lado de eso, feliz año nuevo. Saludos.