🇪🇸 Ucrania | CH 24 Feb 2022

:es: Transcripción al español de “Ukraine”

Publicado en el canal de Youtube de Charles Hoskinson el 24 de Febrero de 2022

Enlace a la versión doblada al español


Hola a todos, este es Charles Hoskinson, transmitiendo desde Colorado, quería hacer un video acerca de Ucrania. Como muchos de ustedes saben, Input Output es una compañía global, tenemos gente alrededor de todo el mundo, más de 50 países. Uno de los países con el que tenemos bastante densidad de empleados, contractores, es Ucrania, acerca de 15. Hemos tenido un gran arco de raíces. Desde el 2016 hemos tenido un equipo llamado Veritas, mayormente criptógrafos y ahora tenemos un montón de ingenieros, liderado, en el caso de Veritas, por Roman Olinykov, luego ingenieros trabajando en varios proyectos en el porfolio. De hecho algunos Ucranianos fueron responsables por el desarrollo de Plutus, son parte del equipo central. He estado muchas veces en Ucrania, en el oeste, en el este, Odesa, en Kiev la capital, así como también en Liev, no he tenido nada más que fenomenales memorias y amigos ahí. Por ejemplo recuerdo haber ido a una increíble fiesta Bitcoin en Pavel, luego en Odesa, una en Kieva, una Levive. Asistía a menudo porque disfrutaba la belleza, la comida, la gente. Era tan divertido ir ahí, conocer gente, es realmente descorazonador ver lo que está ocurriendo. La guerra es la falla de la diplomacia y en última instancia la falta de amor por cada uno de nosotros, y compasión. No hay nada bueno que salga de estas situaciones. La gente muere, familias son destruidas, la infraestructura se hace ruinas, las esperanzas y sueños son destrozados, la certeza se reemplaza con caos, terror, trauma. Incluso después que termine la guerra, el trauma rara vez retrocede rápidamente, si es que lo hace.

La gente en Ucrania ha saboreado la libertad durante las últimas décadas, de un brutal régimen de la Unión Soviética. Han intentado lo mejor posible, a veces con éxito, a veces no, convertirse en una nación libre, independiente, democrática. Mí propio país, los Estados Unidos, hemos estado alrededor por más de 200 años, no ha sido fácil. Incluso después que ganamos la guerra de la revolución igualmente tuvimos que pelear otra, soportamos la indignidad de la esclavitud así como también muchas instituciones y prácticas que hoy serían consideradas bárbaras. Incluso después de la guerra civil, mientras colonizábamos el oeste, se le hicieron cosas terribles a las poblaciones indígenas.

Para convertirse en una unión más tranquila, tuvimos que ir en un largo viaje. Y Ucrania ha tenido problemas, está atravesando su propio viaje, pero considerando todas las cosas, están haciendo un bastante buen trabajo, dada su edad, de dónde vienen, la naturaleza del liderazgo en ese momento y hoy. Rusia revisitando el pasado, anexando a Ucrania, sabe como un imperialismo de una nueva era, del siglo 19, donde había reyes, dictadores, emperadores, gente que veía la guerra como negocio familiar, el estado de las cosas, si recordamos a Carlomagno, hubo muy pocos años de su vida en los que no estuvo arriba de un caballo o indirectamente comandando alguna batalla contra algún adversario, ya sea Lombardo, Saxon, ocupaciones musulmanas, España, no importaba, había alguien con quién tener pelea, había alguna guerra por pelear. Este era el estado de las cosas estándar para la mayoría de la historia humana. El siglo 20, luego de la segunda guerra mundial fue diferente, convergimos a un órden mundial con la promesa de que podríamos lograr tanto más paz, comercio, diplomacia que lo que podríamos lograr a punta de pistola.

Lo que está ocurriendo hoy es una reversión de esa breve ventana en la historia de la humanidad donde intentamos hacer las cosas de manera diferente. Si se deja que suceda, puedo imaginar que continuaremos viendo agresión continua no sólo de Rusia, de China y otras naciones. En última instancia el mundo será un lugar menos seguro, y aquellos que están en las fronteras de naciones poderosas, lideradas por autoritarios, vivirán en un estado constante de miedo paralizante, de que su momento eventualmente llegará, y eventualmente se convertirán en una colonia, directa o indirectamente, de un poder mundial. Ya sea que Rusia mantenga o no a Ucrania, está más allá del punto. Porque si no lo hacen dejarán un gobierno complicado, una presencia militar permanente en la partes oeste del país. Utilizar eso para aprovechar cualquier demanda que tengan con los Estados Unidos.

Si las sanciones que se han puesto sobre Rusia son inefectivas, entonces ninguna herramienta fuera de una operación, una guerra, será capaz de obligarlos a detener la agresión. Estoy preocupado acerca de Georgia y otros lugares, preocupado que revisitando el pasado, si esto es exitoso, veremos más de ello. Tengo amigos a través de todo el bloque este, algunos que crecieron con ello. Muchos podrían recordar gente de IOG, entrevisté a Dan Friedman, creció en Ucrania, fue un ciudadano de la Unión Soviética, sus padres escaparon como refugiados a Europa, no tenían nada, sólo la ropa en sus espaldas y algunas cosas, y tener que quedarse con amigos, familia, tratar de arañar su camino a los Estados Unidos.

Actualmente hay miles de diásporas en Polonia y otros lugares que están replicando las historias del pasado. Estoy preocupado de ver en Asia actos de agresión contra Taiwan, Vietnam, India y otros lugares, que podría resultar en la anexación de territorio, gobiernos corruptos siendo instalados, pero en última instancia moviéndose en la dirección de reducción de libertad. La gente no debería tener miedo a la libertad de asociación, comercio, expresión. Deberíamos tener la habilidad de amar a la gente que amamos, tener las ideas y pensamientos que tenemos. Perseguir los esfuerzos comerciales que queremos. El autoritarismo no te permite hacer eso, sólo se te permite operar en el espacio que sea que el dictador o sus respaldadores obliguen. Todo fuera de eso es duramente castigado. Esto es anti ético a cualquier estándar de la industria. La gente a menudo dice que yo no debería entrar en política y continuo recordando a la gente que el núcleo de quiénes somos como industria es político. Porque nuestra pelea no es acerca de un token particular teniendo un precio más elevado sobre otro token, es una pelea que en última instancia es acerca de libertad. Para dar a la gente el poder para ser sus propias instituciones, para ser su propio banco, para verificar lo que previamente no podía ser verificado, sea lo que eso sea, y preguntar ¿qué tipo de sociedad puede existir una vez que la confianza y la fe fue reestablecida entre sí y que las instituciones de que dependemos naveguen la complejidad del mundo, y qué tipo de sociedad puede existir si no hay más reyes, dictadores, presidentes, líderes?, sólo gente con los medios y herramientas para trabajar juntos en fines comunes, con la sabiduría para entender que sus acciones hacen eco más allá de hoy y mañana, sino en décadas, siglos.

Putin es un viejo hombre, no va a vivir cien años más, probablemente ni siquiera 50. Así que en su vieja edad, las acciones que está tomando hoy serán recordadas y tendrán repercusiones décadas a partir de ahora, y cambiarán permanentemente el órden mundial, probablemente para peor. ¿Es sabio que tan pocos puedan tener tanta influencia y poder sobre el órden mundial, especialmente si se les permite mantener esa influencia y poder más allá de la razón, sin chequeos y balances? El punto de la descentralización no es sólo acerca de resiliencia, fiabilidad, la resistencia contra actores maliciosos. También es acerca de la reconstrucción de instituciones, para que ya no tengamos fuertes líderes que se mantienen en poder demasiado tiempo y comienzan a cambiar las cosas de maneras que nos lastiman a todos nosotros, sin ninguna supervisión o responsabilidad. La universalidad de reglas. Espero que el mundo se despierte a la promesa de criptomonedas y tecnología blockchain, espero que este tipo eventos, si es que hay algún resultado positivo, es que puede ser el que dijimos “este es el momento en que nos dimos cuenta que teníamos que hacer las cosas de manera diferente”. Este fue el momento en que nos dimos cuenta que el órden mundial no está en un estado en el que es capaz de lidiar la vida tecnológica y la globalización como está hoy. Y o admitimos y aceptamos que los dictadores simplemente tomarán cosas, ya sea directamente a través de la fuerza o indirectamente a través de alguna forma de acuerdos transnacionales para darles enorme influencia no votada sobre nuestras vidas. O podemos recuperar nuestras vidas, y hacemos eso simplemente adoptando la tecnología de la libertad.

Utilizamos mucho esa palabra en América porque es de dónde venimos. A veces olvidamos cuán duro tuvo que luchar la gente que vino antes que nosotros, para preservar eso. A veces olvidamos lo que significa, la libertad no significa que estás seguro, no significa que se ocupan de vos de la cuna a la tumba. La libertad significa que tenés la capacidad de vivir tus sueños de acuerdo a la ruta que vos mismo has escogido, a veces llegas, a veces no, pero tenés el autodeterminismo para perseguir esas cosas, tu educación, tu destino, vos estás a cargo de eso. Y se te permite la libertad de fallar, además de la libertad de tener éxito. Eso siempre ha sido el núcleo de la manera americana, al menos lo que vendimos en la etiqueta, que simplemente dejamos a la gente tener estos atributos. Confiamos lo suficiente en la sociedad, que podemos confiar en tu vecino con la gran responsabilidad de auto gobernarse, aceptando que podrían utilizar eso para lastimar a otros y las consecuencias luego de ello, de que en última instancia construirá una sociedad mejor para todos. Han pasado más de 200 años, los últimos dos años en particular han sido muy desafiantes para la gente. Mucha gente cayó en la pobreza, los gobiernos se están cayendo, la confianza está en su punto más bajo, las instituciones no se están comportando de la manera en que queremos, muchas desafiaron los procesos democráticos que damos por sentado. Pero una cosa está clara, un montón de gente ha encontrado esperanza entre sí, renovaron el sentido de comunidad, confianza y amor, así como también la capacidad de admitir que tenemos que hacer las cosas de manera diferente. Las guerras no se detendrán, se pondrán peor, la inflación no mejorará, se pondrá peor. El mundo no despertará mágicamente mañana y mejorará, el modo por defecto es que empeorará. La única manera en que mejora es si nosotros colectivamente decidimos que tuvimos suficiente, y tiene que mejorar, así que realizamos el trabajo para llegar ahí. La única tecnología que yo conozco que tiene la capacidad para hacer eso, es lo que nosotros construimos como industria. Así que antes que digas “¿cuándo a la luna?”, antes que te empantanes en las políticas de un token o ecosistema particular. Tomate un momento, realmente tomate un momento, dá un paso atrás, mirate en el espejo, preguntate “¿por qué estamos aquí, cuál es el punto, en qué clase de mundo queremos vivir, querés vivir en un mundo donde a la 1 de la mañana estás viendo videos en twitter de aviones bombardeando lugares en los que has estado, preocupado por tus amigos, hablando con la gente, diciéndoles que estarán bien cuando realmente no lo sabés?”. ¿Querés vivir en un mundo donde cuando se te dice algo nunca sabés si es cierto o no, todo es turbio, querés vivir en un mundo donde cada institución que solías mirar lo hacés con enojo, cinismo, resentimiento, o querés vivir en un mundo con paz y amor, bondad, empatía? Si querés lo último, no lo obtenés gratis, al igual que la gente que comenzó mi nación, tuvo que sangrar por la oportunidad de libertad que nosotros disfrutamos hoy. Tendrás que hacer lo mismo, tendrás que pelear duro todos los días, tendrás que enseñar a la gente los principios de esta industria, mostrar cómo funciona la tecnología, contribuir, construir, las baterías no están incluídas. Todavía todo es muy difícil, porque no estamos intentando simplemente construir un producto, estamos intentando reconstruir la sociedad de una manera diferente, y no hay instrucciones ahí, no hay interruptor de luz, donde simplemente lo accionás y está hecho. Todos los días, de aquí en adelante, es una lucha. Y a medida que comenzamos a ganar, el conjunto de personas que intenta detenernos simplemente crecerá, especialmente gente en posición de poder, porque entienden las consecuencias del éxito. Es suma cero en cierto sentido, cuando das libertad a todos, tomás autoridad y poder de los reyes. No hubo un momento en que eso no haya sido cierto.

Así que la lección de Ucrania, si escogemos aceptarla, es que podemos hacerlo mejor como sociedad. Y la única manera en que podemos hacerlo mejor y cambiar la manera en que pensamos, actuamos, tratamos al otro y la manera en que construimos instituciones. Los planos están todos ahí, tanta gente ha trabajado incansablemente por más de una década, y muchas décadas antes para construir la filosofía y herramientas de la libertad. Es sólo una cuestión de si lo aceptamos. Respecto a la gente de Ucrania, estarán en un difícil momento por mucho tiempo. Nuestros pensamientos, plegarias y corazones van con ellos. Nos importan mucho, esperamos que encuentren una manera de atravesarlo. Me gustaría decir que el calvario está por terminar, que todo lo que tienen que hacer es aguantar. Pero desafortunadamente no parece que al liderazgo de Europa y los Estados Unidos le importe mucho, piensan que de alguna manera, bloqueando algo del dinero solucionará todos los problemas. Así que tendremos que encontrar otra manera, creo que algún día lo atravesaremos. Hasta entonces, hagamos nuestra parte, hagamos algunas cosas, enseñemos a la gente que hay otra opción entre el pasado y la regresión al oscuro pasado, con reyes, emperadores. Gracias a todos, buenas noches.