🇪🇸 Computadoras del mundo que no le cuestan a la Tierra

:es: Traducción al español de “World computers that don’t cost the Earth”

Publicado en la cuenta Medium de la Fundación Cardano el 14 de Octubre de 2020

(Escrito por @ElliotHill de la Fundación Cardano)


A lo largo de 2020, la comunidad mundial se ha enfrentado a uno de los años más adversos del último decenio, en el que la pandemia del Covid-19 obligó a empresas y personas por igual a cambiar temporalmente su vida cotidiana.

Al centrarnos en la lucha contra el virus, es fácil olvidar que uno de los mayores desafíos a los que nos enfrentamos colectivamente sigue estando tan cerca como siempre: el cambio climático, la destrucción del medio ambiente y la pérdida de hábitats naturales.

Las empresas tecnológicas, y especialmente las del espacio blockchain ya muy distribuidas, han estado bien preparadas para hacer frente a los nuevos entornos de trabajo impuestos por las restricciones del Covid-19, pero ¿podemos ser igual de innovadores en nuestro enfoque de la crisis ambiental mundial?

Detrás de cada página web, aplicación, motor de búsqueda o transacción criptográfica, hay una enorme cantidad de infraestructura física de computación y de almacenamiento de datos, todo lo cual requiere energía para su funcionamiento y mantenimiento. Este costo ambiental oculto de la tecnología se ha hecho mucho mayor por los primeros protocolos blockchain, que utilizan la potencia de la computación para llegar a un consenso.

Aquí vamos a descubrir cómo las blockchain de prueba de participación (PoS - Proof of Stake) están transformando las credenciales ecológicas de la industria, veremos cómo la mejora de los mecanismos de consenso puede reducir el impacto ambiental de las blockchain y exploraremos nuevas formas de potenciar la custodia del medio ambiente y el desarrollo

sostenible mediante la tecnología de libro mayor distribuido.

¿Qué entendemos por computadoras mundiales?

El concepto de computadora mundial se usó por primera vez para describir la blockchain Ethereum, pero puede aplicarse más ampliamente a través de la totalidad de los protocolos de blockchain independientes. Esencialmente, una computadora mundial es un libro mayor distribuido que es mantenido por múltiples nodos descentralizados y participantes en todo el mundo.

De este modo, ningún participante controla la red por sí solo, y el protocolo puede ser utilizado por múltiples participantes de manera equitativa y sostenible - en teoría. Puedes leer más sobre la evolución de la tecnología blockchain en nuestro artículo anterior aquí.

En la Fundación Cardano, posicionamos la blockchain Cardano como un sistema operativo social y financiero distribuido, que es un concepto similar al de una computadora mundial. Después de Shelley, ya estamos bien encaminados hacia la descentralización total de la blockchain Cardano.

Por lo tanto, es un buen momento para reflexionar sobre los beneficios más amplios, tanto ambientales como socioeconómicos, que guiaron el desarrollo de Cardano.

Blockchain para el desarrollo sostenible

La reducción del impacto del consenso es crucial para la sostenibilidad y la escalabilidad, pero es sólo una de las formas en que podemos reducir nuestro impacto ambiental a nivel de protocolo. Como industria, ahora tenemos que pensar en cómo promover un cambio ambiental y social positivo en un entorno más amplio.

La custodia del medio ambiente y el empoderamiento social de las comunidades desatendidas siempre han sido áreas centrales de atención para la Fundación Cardano y, de hecho, para todos los participantes del ecosistema de Cardano.

Por ejemplo, nuestros socios del ecosistema, IOHK, han anunciado recientemente su participación en un desafío hackathon junto con las Naciones Unidas, para explorar cómo los contratos financieros de Marlowe pueden hacer avanzar los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas. La Fundación Cardano también promueve estos objetivos a través de nuestro trabajo con múltiples naciones de África, y a través de la exploración de asociaciones industriales.

Esperamos que, a medida que se disponga de tokens, aplicaciones descentralizadas y contratos inteligentes a través de Goguen, acogeremos con agrado y fomentaremos múltiples proyectos que aprovechen la tecnología blockchain de Cardano para la protección del medio ambiente, como el seguimiento de la procedencia y el origen de las materias primas, la emisión de créditos de carbono y otros.

Uso de energía en el consenso de prueba de trabajo (PoW)

La principal crítica a los mecanismos de consenso de Prueba de Trabajo, especialmente por parte de personas ajenas a la industria blockchain, es su falta de sostenibilidad ambiental en cuanto al uso de la energía. Esto se debe a la gran cantidad de poder de hash o potencia de computación gastada para resolver los problemas criptográficos necesarios para validar nuevos bloques.

Naturalmente, como la blockchain más popular y de mayor duración, muchas de estas críticas se han dirigido a Bitcoin. Una breve búsqueda en Google revela una multitud de artículos de noticias que comparan el uso de energía de Bitcoin con el de naciones enteras, y estas estimaciones parecen aumentar año tras año.

Por ejemplo, en Mayo de 2018 el investigador de blockchain y economista Alex de Vries reveló que la red de Bitcoin consumía tanta energía como Irlanda al año, la 66ª nación más grande del mundo en cuanto a consumo de energía. En Abril de 2019, sólo un año después, de Vries revisó esta estimación, comparando el aumento de la demanda energética de la red de Bitcoin con la de Suiza - la 44ª nación más grande del mundo por consumo de energía.

Considere también que la red Bitcoin es sólo un protocolo en el 75% de las blockchain que usan energía de minería PoW para alcanzar el consenso, y es fácil suponer que la minería PoW es un enfoque insostenible para el consenso si queremos escalar la blockchain globalmente sin causar estragos en el medio ambiente.

Este es ciertamente un tema complejo. Algunos expertos podrían argumentar que la Prueba de Trabajo sigue utilizando mucha menos energía que la extracción de metales y la tala de árboles para el proceso de acuñar o imprimir dinero físico fiduciario en todo el mundo, y de esta manera, incluso las criptomonedas basadas en Prueba de Trabajo podrían convertirse en medios más sostenibles de intercambio fiduciario si se adoptaran a nivel mundial.

Sin embargo, la funcionalidad de los libros de contabilidad distribuidos se extiende ahora mucho más allá de las simples capas de valor, y las blockchain tienen el potencial de convertirse en verdaderos sistemas operativos sociales y financieros sin fronteras.

Si se quiere desbloquear este potencial, debemos explorar los métodos probados de alcanzar el consenso que no requieren el gasto de grandes cantidades de poder de hash. Como en el caso de Cardano, esto significa adoptar mecanismos de consenso de Prueba de Participación. Exploremos por qué el consenso PoS es ambientalmente superior al de PoW.

Uso de energía en el consenso PoS

Hemos profundizado en las diferencias entre el consenso del PoW y PoS en nuestro artículo anterior, “Consenso en Cardano vs. otras blockchain”, pero vamos a examinar más de cerca por qué PoS es superior en términos de conservación de la energía.

Por su diseño, las blockchains PoS requieren un poder de hash significativamente menor y por lo tanto menores requerimientos de energía que las blockchains PoW. Cuando el protocolo Ouroboros fue introducido por primera vez por los investigadores de IOHK en 2017, uno de los puntos clave fue el diseño de un protocolo de consenso que ofreciera garantías de seguridad similares a las del PoW, pero que demandara significativamente menos energía.

En lugar de que los mineros inviertan recursos computacionales para participar en el proceso de elección del líder, como en las blockchain de Bitcoin y otras cadenas de PoW, los operadores de stake pools de Cardano se basan en el protocolo Ouroboros para seleccionar al azar un líder de franja para validar los nuevos bloques. Estos líderes de franja se eligen de los stake pools activos en la blockchain Cardano, de forma proporcional a la participación que cada pool posee según el libro contable actual de la blockchain. De esta manera, Cardano escala horizontalmente al agregar nuevos stake pools, en vez de verticalmente como las blockchains de PoW que requieren más poder de hash.

Esto anula la necesidad de una minería hambrienta de energía como en los protocolos de PoW, que es una de las principales barreras para la escalabilidad y la adopción de la tecnología blockchain. El protocolo Ouroboros es tan eficiente en cuanto a energía, que es posible hacer funcionar un nodo Cardano en una simple microcomputadora Raspberry Pi, que tiene un consumo de energía de sólo 15-18 vatios.

Por lo tanto, se ha estimado que el consenso sobre la blockchain de Cardano a través de Ouroboros es más de cuatro millones de veces más eficiente en términos de energía que el protocolo Bitcoin - una cifra que hace a Cardano verdaderamente digno de convertirse en un sistema operativo social y financiero global.

Puede leer más sobre el protocolo de Ouroboros y el compromiso de Cardano con la protección del medio ambiente en Cardano.org. Si desea involucrarse en la construcción de soluciones en Cardano, inscríbase en nuestra lista de espera del Portal para Desarrolladores aquí.


¿Quiere leer más de Cardano mientras tanto? Echa un vistazo a algunos de nuestros artículos recientes a continuación:

2 Likes